En la Costanera de Santa Fe ayer se vió desbordada de gente, sin barbijos sin distanciamiento social, sin presencia de inspectores. El ministro Saín sostuvo que «pareciera que sin moviles policial y secuestro de vehículos la gente no entiende». Y es así.

Hijos del rigor.

 

Comentarios Facebook