Estuvo al borde de la muerte, se recuperó y puso una copa de leche

Diego Zerda estuvo internado tres meses en el hospital “José María Cullen” de Santa Fe tras una complicada cirugía de corazón, incluso los médicos dicen que tuvo muerte súbita y lo reanimaron con un desfibrilador.

Afortunadamente fue mejorando poco a poco y durante ese lapso que permaneció en el nosocomio -del que fue dado de alta hace seis meses- recibió la ayuda de muchos, pero más que nadie de Marta Suárez, una mujer que desinteresadamente asistió a su familia con mercadería.

Cuando Diego regresó a su casa de barrio Guadalupe Oeste, decidió junto a su pareja Soledad Caraballo devolverle algo a la vida y tras pensar varias ideas optó por colaborar con la gente que menos tiene, fundando una copa de leche.

Por si fuera poco su ángel de la guarda, Marta, la mujer que lo ayudó en su momento más difícil, le dio un gran empujón para comenzar y sigue estando día a día junto a él en esta loable tarea.

La copa de leche hoy funciona gracias a las donaciones de varios vecinos y entidades en calle Alberdi 7460, entre Javier de la Rosa y Padre Genesio.

Diego y Soledad le dan de comer a 20 familias y 75 chicos, entre ellos 3 que son propios. Los miércoles le preparan la leche y los sábados la comida, además de asistirlos con ropa que reciben.

Un pedido

Se acerca el Día del Niño y desde la Copa de Leche Don Diego están juntando juguetes para hacer felices a los más pequeños, de hecho ese fue el motivo por el que se contactaron al WhatsApp de SantaFe24.com.ar (3424-629494). Pero además necesitan alimentos, ropa de niños y pañales de bebé, ya que asisten a dos futuras madres que están por dar a luz y no tienen muchos enceres.

Quienes quieran colaborar, pueden comunicarse al teléfono 3425-225193 o al Facebook Copadelechedondiego.

Comentarios Facebook