Los padres del nene abusado se tuvieron que ir de Esperanza
Fernanda Baraldo fue quien denunció las violaciones. Los acusados son su padre, su madre y su hermano, que están libres; mientras, ella vive con custodia. Asegura que su hijo no fue la única víctima.

Para este lunes estaba previsto el inicio del juicio por el llamado «caso Baraldo», de Esperanza, en el cual un matrimonio y su hijo están acusados de abusar sexualmente de su nieto y sobrino, respectivamente. Tras un recurso presentado por la defensa de los imputados, el debate se pospuso hasta mañana.

«Siempre están dilatando todo», se quejó Fernanda Baraldo, en referencia a los abogados de la contraparte. «Lo que ellos no quieren es escuchar a mi hijo», dijo, en diálogo con el móvil de Litus y LT10.
Ella no sólo es madre de la víctima, que tenía 11 años al momento de las violaciones, sino que es también querellante en el proceso. Y los sospechosos son nada más y nada menos que su padre, su madre y su hermano.

Sin embargo, es ella quien, junto a su marido, debió recurrir al programa de protección de testigos de la provincia. «Estoy custodiada todo el tiempo. Estoy más tranquila por ese motivo», cuenta. Mientras tanto, sus familiares fueron liberados por la Justicia en diciembre pasado.
Según asegura, Carlos y ella debieron irse de Esperanza luego de que otro de sus hermanos y alguien más quisieran atropellarla.

Pero además, Fernanda afirma que «esto no termina acá», ya que habría «una nueva víctima de abuso», en un caso que involucraría a este otro hermano.

FUENTE: LITUS/ LT10

Comentarios Facebook