¿SENTENCIA A MUERTE?: Alojan en cárcel común a jefa del comando radioeléctrico

soperez ud4

Santa Fe – La “vendetta” judicial no tiene limites. Esta vez la subcomisario en actividad Nadia Soperez que era jefa del Comando de la Costa de la UR I fue enviada a una cárcel de mujeres de esta ciudad y alojada con detenidas comunes, algo así como una “sentencia de ejecución virtual”.

Por Alberto Martínez

La jefa policial en actividad ha sido remitida a la Unidad Penal Nº4 del Servicio Penitenciario de la provincia ubicada en San Gerónimo de la ciudad capital provincial. Recordemos que hasta el momento “le armaron mas de 40 causas” que se originan en el trabajo profesional de la oficial y en la que están imputados una decena de policías y que a raíz de las denuncias publicas contra el fiscal de la causa Dr. Hernández y el propio ministro de seguridad Pullaro que esta compañera efectuó, “le armaron otra causa” para pedir el cese de “prisión domiciliaria” y llevarla a esta unidad penitenciaria donde obviamente quedo alojada con detenidas del ambiente delictivo.

Esta situación de agravamiento evidente se da en el marco de graves denuncias de Soperez a través de redes sociales y canales de televisión y radio que el mismo fiscal Hernández cita en sus alegatos para provocar este encarcelamiento a modo de “correctivo” o “diciplinamiento” mientras tanto el juicio oral y publico que solicitan los defensores de los policías no se lleva a cabo y se caen las causas armadas.

La realidad es que el Comando de la Costa en su accionar molestaba los negocios “narcos” y de delincuentes de la zona que están conectados ya que los perseguían tenazmente dentro del marco de la ley. Es la misma zona, los mismos actores y los mismos intereses oscuros que hace casi tres años denunciaba el luego asesinado sargento Pablo Cejas, cuyo crimen aun a casi dos años sigue impune.

Es muy probable que Nadia Soperez haya sido enviada para ser asesinada en la cárcel y de ello el gobernador Lifchiftz sera su responsable si no toma intervención de inmediato. En tanto Hernández y Pullaro siguen haciendo de las suyas sin limites por ahora.

Comentarios Facebook