Terrenos usurpados: los vecinos aseguran que el asentamiento crece día a día

Se cumplen 17 días de la toma de los terrenos en el norte de la ciudad. Afirman que todos los días se suman materiales de construcción. Hace una semana que venció el plazo de desalojo emitido por la justicia federal.

«Nadie se quiere hacer cargo», dicen los vecinos que viven en adyacencias a la esquina de Azcuénaga y 1º de Mayo, frente a los terrenos que aun permanecen usurpados. Ya se cumplieron 17 días del inicio de la toma y más de 15 familias continúan en el lugar.

Inquietos, los vecinos que viven en la zona se muestran preocupados y piden soluciones definitivas. Aseguran que durante el fin de semana se sumaron más personas y que al lugar siguen llegando materiales de construcción, como chapas y maderas. Por otro lado, insisten en la poca presencia policial, apenas un patrullero apostado y una camioneta de gendarmería haciendo patrullaje.

LEER MÁS: Terrenos usurpados: vencido el plazo de desalojo, unas 15 familias permanecen en el lugar

Cabe recordar que el martes a las 17 venció el plazo que le había dado la Justicia Federal para que los vecinos que ocupan terrenos se retiren. Sin embargo, casi una semana después, el panorama continúa siendo el mismo con un grupo -quizás el más radicalizado- que no está dispuesto a ceder.

«Es todos los días una casita nueva. De chapa, carpa; lo que sea. La mitad de los que están usurpando a la noche se van y vienen en auto durante el día. Hay otros que se quedan, hacen una fogata y se quedan a cuidar», comentó un vecino.

«Se sigue construyendo, sigue llegando chapas; siguen martillando. El Juez dio la orden de desalojo pero no se actúa. Ha pasado por nuestras casas la gente de la municipalidad para hablar con nosotros, diciendo que no pueden hacer nada», añadió.

En declaraciones a la emisora a LT 10, el vecinos destacó que la situación «no esta buena; ellos no la están pasando bien y nosotros tampoco», y agregó: «Se nota que está muy liberado, por más que tengamos un patrullero en la esquina, la camioneta de la federal; gendarmería pasa cada tanto patrullando, pero sigue ingresando gente. No se cómo se va a resolver».

«Cuando compramos la casa iba a haber una circunvalación en esta zona, estaba en los mapas de la municipalidad. Acá había una cancha de futbol, todos los sábado se pintaba la cancha, cortaba el pasto; el domingo jugaba una liga. Después lo sacaron porque iban a hacer una plaza que no se hizo, pusieron un obrador que habrá estado cuatro años. Se fue el obrador y al mes comenzaron a usurpar los terrenos», recordó.

Destacó que la semana pasada, junto a otros vecinos, tomaron la decisión de cortar la avenida para «ver si alguien nos escuchaba». Comentó que «vino gente de la municipalidad, diciendo que no podían hacer nada tampoco. Hay que actuar y nadie se quiere hacer cargo. No se cómo se va a resolver esto».

Comentarios Facebook