Raúl Sanchez estaba de caravana, una vez más, el yerno de Medina y delegado de los inspectores en Asoem, pide 6 (seis) capu de coca, lo insólito es qué baja a pagar y el «mulita» era un remisero a quién le arruinó la vida.

El remisero bajó y le exigió qué «Me calló pero sacame todas las multas» Raulito se quiso hacer el macho y recibió un sopapo qué lo hizo entrar en razón, hoy ese remisero figura con 0 faltas municipales….

En la próxima entrega las fotos de quiénes estaban y repudiaron el hackeo qué me hizo porque…la noche tiene códigos.

Comentarios Facebook