Arde chat de Cambiemos: «Ritondo sparring de Máximo» y Macri rompe boleta 2021

Se filtró un chat donde Negri se burla de Ritondo por apoyar proyecto K de donación de plasma. El ex presidente complica armado opositor

“Si Macri busca fueros y es candidato a diputado nacional el próximo año, se rompe la oposición”. Un dirigente de Cambiemos anticipa el escenario electoral pos pandemia de 2021 y se prepara para la fricción política que habrá para el armado de listas entre el PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Además de la “pata” peronista que promete levantar Miguel Angel Pichetto luego de haber sido premiado con una silla en la Auditoría General de la Nación.

La detención de 14 personas vinculadas al espionaje político ilegal, incluída la colaboradora personal de Macri, Susana Martinengo, enturbia el futuro político del ex presidente. Hasta ahora, la justicia ordenó detenciones de funcionarios y allegados al ex Presidente. Más allá del titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien ya aseguró públicamente que Macri “no tiene margen” para ser candidato el próximo año, la posibilidad de ocupar un lugar en la boleta de diputados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sigue latente.

Más que la opinión de Cornejo, en la decisión de Macri pesará el diagnóstico electoral que realice Horacio Rodríguez Larreta como jefe político del distrito. ¿Podrá Larreta salir a hacer campaña por Macri en su doble condición de alcalde porteño y querellante en la causa del espionaje ilegal sobre funcionarios de gobierno, dirigentes opositores y hasta religiosos? Mientras el peronismo se mantiene unido en medio de la pandemia, Juntos por el Cambio comienza a exponer sus propias grietas internas.

Más allá de Larreta, tampoco la UCR porteña le da la bienvenida a Macri como potencial candidato a diputado nacional por la Ciudad. Martín Lousteau, brazo operativo de Enrique Nosiglia en la Capital Federal, también impulsa una renovación del posmacrismo más allá del expresidente. Y en la Coalición Cívica de Elisa Carrió, que esta semana cuestionó por primera vez el alineamiento de Larreta con Alberto Fernández y Axel Kicllof en la emergencia sanitaria, tampoco estarían dispuestos a darle una segunda oportunidad. En el PRO, los sectores dialoguistas filo peronistas que encabezan Rogelio Frigerio y Emilio Monzó impulsan una armado más de centro sin figuras irritativas como Patricia Bullrich o Fernando Iglesias. Y buscan atraer, junto a Pichetto, a los sobrevivientes del peronismo federal como Juan Manuel Urtubey y Carlos Reutemann.

El efecto repulsivo que genera la posible candidatura de Macri dentro de la oposición se compara el fenómeno que transitó un sector del peronismo en 2015 y 2017 con Cristina Kirchner como jefa política. En la presidencial 2015, con Sergio Massa por afuera, Macri se impuso a Daniel Scioli. En las legislativas 2017 la dispersión peronista se potenció. Con Massa y Florencio Randazzo por afuera del entonces Frente para la Victoria, volvió a imponerse Cambiemos. El peronismo aprendió la lección de la unidad y volvió al poder en la presidencial 2019 bajo el paraguas de Alberto en Nación y de Axel Kicillof en provincia, con Massa como primer candidato a diputado nacional.

El acuerdo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio para que Pichetto vaya a la Auditoría General de la Nación volvió a detonar la interna opositora. Ya sin disimulos. Hubo un acuerdo de intercambio de favores. A cambio del desembarco del ex senador peronista en la AGN, Cambiemos votó partido el proyecto de teletrabajo del oficialismo. Juan Aciega, se abstuvo al igual que el tucumano Domingo Amaya, referenciado en el eje Rogelio Frigerio-Emilio Monzó. También el santafesino del PRO, Federico Angelini. En cambio, la diputada de la UCR Aida Ayala votó a favor. Al igual que los macristas Silvia Lospenatto y Héctor Baldassi. El jefe del interbloque, el radical Mario Negri, y el titular de la bancada PRO, Cristian Ritondo también fueron afirmativos.

Pero la polémica estalló sobre el final de la última sesión en Diputados. A pesar de que la UCR tenía un proyecto propio de donación de plasma, Ritondo acordó el Labor Parlamentaria empujar el proyecto de Máximo Kirchner, inspirado en el del senador bonaerense por Malvinas Argentinas, Luis Vivona. Sin embargo, el radicalismo tenía una iniciativa propia que ni siquiera fue debatida. Por eso ya en la madrugada, Negri estalló de furia contra Ritondo y envió un mensaje «por error» en el chat del interbloque: “Ritondo sparring de Máximo”. Un mensaje que debió borrar a los pocos minutos.

Comentarios Facebook