Colón sigue en la misma sintonía: jugó muy mal y perdió feo
El rojinegro cayó este sábado 3 a 0 en su visita a Independiente y sigue sin ganar en la Superliga. Hubo dos goles del ex Colón Emmanuel Gigliotti (al que luego Leonardo Burián le atajó un penal) y uno de Silvio Romero. Colón jugó todo un tiempo con uno menos por la expulsión de Alan Ruiz.

Colón fue goleado este sábado en su visita a Independiente. Cayó 3 a 0 y sigue sin ganar en la Superliga, donde suma tres empates y dos derrotas, aunque lo más preocupante hoy es el rendimiento del equipo de Eduardo Domínguez, ya que si continúa en este camino, le va a costar mucho conseguir triunfos.

Para el conjunto santafesino el partido no comenzó mal. Se vio un equipo que salió decidido a ir para adelante y encontraba espacios cuando atacaba. Pero le faltaba el toque del final, el último pase, y terminó recurriendo a centros o tiros desde fuera del área.

Pero Independiente no era menos, porque también llevaba preocupación cuando se acercaba al área de Burián. Y fue el Rojo el que tuvo la primera situación de gol cuando luego de un centro al segundo palo Braian Romero cabeceó, la pelota picó y dio en el travesaño ante la mirada del arquero sabalero.

Hasta que a los 32’ Independiente se puso en ventaja con un gol de Emmanuel Gigliotti: llegó un centro al primer palo, la defensa perdió la marca del delantero y el ex Colón cabeceó solo para poner el 1 a 0

Después del gol el rojinegro cayó en un pozo del que no salió más, su actuación se volvió un espanto, y el local aprovechó, ya que en un par de ocasiones estuvo muy cerca de estirar la ventaja.

Para el final quedaba otro golpe para el conjunto santafesino: a los 45’ fue expulsado Alan Ruiz por doble amonestación (la primera amarilla la vio a los 40’), cerrando así una actuación más para el olvido

Ya en el segundo tiempo de entrada se vio que el local mantenía el dominio sobre el rival y que tenía intenciones de marcar rápido para conseguir tranquilidad. Y pudo hacerlo a los 10’, luego que Ortíz cometiera un penal. Gigliotti fue el encargado de ejecutar la falta, pero Burián volvió a demostrar que es un especialista y desvió el tiro del delantero, dándole vida a Colón en un partido que era cada vez más complicado.

Después de esa acción poco a poco el partido perdió intensidad, porque Independiente se preocupó más por cerrarles los caminos a Colón y esperar alguna contra para lastimar, mientras que el rojinegro, jugando mal y con uno menos, iba como podía para tratar de alcanzar el empate, pero no tuvo más que alguna aproximación sin llevar mucho peligro.

Así transcurrió casi la totalidad del complemento, hasta que a los 40’ el local cerró el partido cuando tras una muy buena acción colectiva Silvio Romero definió la jugada de muy buena forma para establecer el 2 a 0 y bajarle la persiana al encuentro

Comentarios Facebook