Es extraña la forma de desmentir que tiene la EPE. Primero, porque no lo logra. Y después porque lo hace casi 36 horas más tarde.
Es extraña la forma de desmentir que tiene la EPE. Primero, porque no lo logra. Y después porque lo hace casi 36 horas más tarde.

El flamante presidente de la empresa de energía de los santafesinos, Maximiliano Neri, no salió airoso ayer de su incursión televisiva. Tal vez porque en pocos minutos pasó de una negativa enfática a una admisión de lo que se proponía negar. La interacción de los televidentes mostró rápidamente el descontento que hay no sólo con el servicio de energía en diferentes zonas de la ciudad, sino también con el tema salarial, que venía con cifras obscenas.

Y eso que el funcionario que hablaba podría haber exhibido que llegó con buenas intenciones: ya recortó sensiblemente los sueldos de sus pares. Pero tal vez no hubiera dejado bien parada a la gestión que lo designó en el cargo. Y que empezó varios años antes de su llegada. Fue así que tuvo que explicar que no dio a conocer en mayo el recorte de adicionales que hizo para no ser «demagógico». La verdad es que hubiera sido poco digerible para la ciudadanía anunciar que recortaba sueldos que superaban los 400 mil pesos. Como ahora no quedaron tan bajos ―casi alcanzan al del gobernador― no descartó seguir con esa poda salarial.

Nada dijo en cambio de la formación de los miembros del Directorio: como por ejemplo Mauricio Weibel, yerno del vicegobernador Carlos Fascendini, o del ex puntero de la ciudad de Avellaneda y ex chofer del senador del departamento General Obligado Chacho Marcón, Rodolfo Nobile. Tampoco pudo dar demasiados detalles de los avances de la comisión que está trabajando para hacer más eficiente a la empresa, anunciada por el gobernador en la Legislatura el pasado 1º de Mayo.

Al menos la irrupción pública del flamante director trajo algunas promesas: se va a poner un tope a los sueldos de directores y gerentes, y se publicarán todos los sueldos de los empleados, como un guiño a la ley de acceso a la información pública que por séptimo año consecutivo tiene otra vez media sanción legislativa. Sobre el tema sueldos será interesante comparar esos valores con los aportados ayer en televisión por Neri.

Y si algún director puede mostrar un recibo de sueldo de mayo o junio, sería más claro todavía. En tren de reproches: el funcionario dijo que andar aclarando tanto le resta tiempo a su función. Debería incluir entre sus tareas dar este tipo de explicaciones. Y un consejo para futuras comunicaciones: no se castiga al medio que reveló los datos no permitiéndole discutir el tema como sí lo hizo en otros medios.

En definitiva está perjudicando a la audiencia, al servicio de la cual deben estar los funcionarios públicos.

Las oficinas de Santa Fe

De paso, en las redes sociales se comentó que otro tema de interés para mejorar la transparencia de la empresa sería saber cuánto se paga por el alquiler de las oficinas privadas que la Secretaría de Energía y la propia EPE tienen en la zona portuaria de la ciudad de Santa Fe.

Comentarios Facebook