El «ataque de panico» es una reacción ancestral de la mente y el cuerpo ante un «miedo u  agresión la propia vida inminente», era un mecanismo de alerta de la mente desde los inicios de la humanidad.

El ataque de panico no necesariamente se manifiesta cómo lo padecemos. Hay una diversidad de formas, sin que necesariamente nos demos cuenta. Despierta un innumerable cantidad de TOC que en tiempos de encierros se potencian.

Esto es un atrevimiento de mi parte, no soy siquiatra, ni neurologo, ni especialista, pero sí, para mí lo más importante de esta enfermedad, lo padezco hace 30 años.

Los hay quiénes se deprimen y se recluyen en su cuarto, los hay los hiper activos, los hay quiénes se hiper ventilan (ansiedad) los que limpian 88 veces la misma pieza en dos horas, los hay….

No todos necesitan medicación, y muchisimo menos automedicarse, estaría bueno que el colegio de sicologo y el de siquiatra pusiese un centro gratuito para videos conferencias, o grupos de ayuda entre quiénes lo padecemos.

Bah una idea nada más.

Comentarios Facebook