Ya contamos la historia de María del Mar….de ser una almacenera  de un negocio frente a la cárcel de Coronda:

Y qué por arte de magia (O cama de Acuña) pasó a ser una consultora experta en cuestiones previsionales del ANSES y luego experta de comportamiento de la población carcelaria, además de exigir a familiares que compren en la despensa del padre / socio de «babú» comida e insumos sino querían ser requisados.

Pero no sólo eso, Acuña recibió 46 millones de pesos para poner en condiciones las cárceles, por eso mandó a comprar muebles nuevos en Coronda a un local cuyo propietario es….el esposo de «Babú»..Mirá como esta Coronda que según Acuña es ejemplar, con muebles pagados hasta un 300% más caro:

Un joven factor de riesgo qué se atrevió a protestar frente a su delegado narco de un pabellón sobre qué «Acuña me (lanea sic) a mi mujer con la excusa qué me iban a dejar pasar cosas» mirá adónde lo mandó Acuña:

Acuña manda matones a pegarles a quiénes lo critican creyendo que una piña, o un par de dientes los va a callar, o usa «narcos», pastores y otros para recaudar. Trata los muchachos/as del servicio penitenciario como: «Esa milicada negros y negras de mierda, ignorantes (me lo dijo a mi personalmente) y son los qué ponen el cuerpo todos los días, arriesgando su vida adentro y a su familia fuera del penal sea cuál sea.

 

Comentarios Facebook