Sí, así, «santafesos». Con nuestra hipocrecía, doble moral, comodidad y desinterés ciudadano. Tan individualistas. Cuántos conocen a los concejales? Que nombren cuatro! O diputados, pero somos los primeros en putearlos pese a qué los ladrones del poder económico se pasean ante nuestra indiferencia cuasi admiración («este sí que la supo hacer ehhh).

Nos creemos una ciudad que no somos, descreemos del segundo, el fútbol es lo más importante de…lo más importante.

Tan retrógrados. Ahora porque es políticamente incorrecto verbalizar fuerte, pero seguimos hablando de «negros/as de mierda» «putos/as de mierda» «feministas, ahhh, si ni minan son estás locas», la mayoría en contra del aborto pero las putas abren las piernas para tener planes ehhhhhh. Y así, así. Pero los santafesos son los que viven en su cajita de cristal, no son los vecinos de toda la ciudad. Qué contradicciones, subculturas barriales, son tan diferentes.

Más solidarios, más abiertos.

La única ciudad que se extiende hasta el 14 mil, y le llama «centro» a 10 cuadras» de 2000 al 3000.

Existe una nomenclatura «bien» que vive de la teta del estado pero se dice liberal, juajuajuajua.

Santafesos, de todas religiones, partidos, hinchas. Son así, así les gusta. No por casualidad un facista ideólogico es el periodista más escuchado.

Comentarios Facebook