Este miércoles por la mañana se produjo el deceso de uno de los niños que permanecía internado en el hospital de niños tras sufrir severas lesiones al incendiarse la vivienda en la que vivía en la ciudad de Santo Tomé.

 

Se trata de J.C de siete años que estaba internado desde el fin de semana tras el siniestro en su casa que se cobró la vida de su hermano, N.C de nueve años.

 

En el hospital «Dr Alassia» permanecía internada M.C de 13 años. La hermana de los niños tenía gran parte de su cuerpo afectado por las quemaduras y se evaluaba trasladarla a Buenos Aires.

 

Mientras el hermano de 20 años no presentaba una favorable evolución; este joven fue internado en el hospital J.M Cullen y debido a la gravedad de las lesiones tuvieron que amputar una de sus piernas, explicaron desde el centro de salud.

Comentarios Facebook