El excandidato a intendente de Ituzaingó de Cambiemos en 2015, Osvaldo Marasco, aseguró que la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió tenía conocimiento de la existencia de aportantes truchos en la campañas electorales del macrismo, pero que evitó denunciar la maniobra ante la Justicia.

«Tenía trascendidos de gente del ARI que estuvo en mi lista, que esto se lo dijeron a Carrió y Paula Olivetto y les dijeron: ‘Con esto no podemos hacer nada’. Sé que por estos días están repensando eso y que piensan ir a la Justicia por este tipo de temas», afirmó Marasco días atrás en diálogo con FM La Patriada.

«El dinero, al igual que en el peronismo y otros partidos políticos, viene de empresas interesadas en que llegues al poder y que vía por el Ejecutivo o el Legislativo, saques leyes que después los benefician y en una sola ley recuperan 100 veces más de lo que pusieron, como laboratorios, minerías, petroleras que ponen gerentes como (Juan José) Aranguren, supermercados como (Miguel) Braun. Los traen para que gerencien de un lado y del otro, de los dos lados del mostrador», manifestó Marasco, quien ya dejó el PRO y Cambiemos hace algunos años.

El expostulante figura con una contribución de $ 50.000 en los registros oficiales. «Estaba muy ligado al riñón y trabajado con Marcos Peña y Durán Barba en la campaña. Estoy sorprendido con esta maniobra tan burda, que en mi caso, en toda mi vida, ninguno hizo ese aporte, y en ninguna provincia de las que están figurando, aportó», sostuvo, y recomendó a los fiscales Jorge Di Lello o Carlos Stornelli a buscar las declaraciones juradas de Ganancias, los registros del PRO, las escrituras públicas y los recibos numerados. «Estoy decepcionado, aunque es de mucho antes. Voté contra (Daniel) Scioli y no lo haría nunca. Quise creer en un cambio, hasta en mi propio cambio», expresó.

Marasco es psicólogo social, experto en comunicación gestual y empresario que se dedica a ayudar a sus pacientes a superar fobias y miedos. Entre los máximos responsables, el exdirigente de la zona oeste del conurbano apunta a la gobernadora bonaerense, quien la semana pasada apuntó al kirchnerismo por la denuncia pública del escándalo. «Nunca vi a (María Eugenia) Vidal moviéndose tanto como en ese reportaje, nunca la vi temblando tanto. No es ella. Ella sabe que está diciendo una tontería, una estupidez, como prometió con las elecciones electrónicas abiertas, pero como no le conviene, ahora dice que no lo va a hacer», sostuvo Marasco.

«Heidi no es Heidi, que Vidal se haga Heidi es una cosa, pero no lo es. Yo perdí una elección por ella, por un acto de corrupción, porque querer bancar a ñoquis de capital con documentos truchos. Es una mujer muy soberbia. Hace años que está en el círculo del poder. Tiene un búnker con su marido (Ramiro Tagliaferro), tienen un proyecto presidencial», agregó.

Comentarios Facebook