Prohibir un emergente social es cómo querer tapar el sol con las manos, sobre todo cuándo se trata de trabajadoras sexuales, sé es políticamente correcto (para algunos). Prohibir lo que eran «Casas de citas allá por el año 1930 en Santa Fe en barrio Roma», o a posteriori «cabaret», putodromos, wiskerias, etc.

En vez de aceptar ese emergente social que nace de la pobreza y de la falta de posibilidades, o de herencia cultural por los abusos y violaciones intrafamiliares, o por lo que sea, darle contención, regularlo y así avanzar para lenta muy lentamente su incorporación a la sociedad que, como los gobiernos, las niega de día pero recauda o las coje de noche, es asumir plenamente dicha problemática.

Los clubes privados cometían atroces porque gracias a la corrupción, recaudación política y coima policial, nadie los controlaba.

Las consecuencias? Miles de mujeres, algunos hombres y el 99% de las trans obligadas a trabajar en la calles. Obligadas a pagar por «seguridad», a cagarse de calor, frío, mojarse, tener que pagar al remis o tachero que las lleva y trae a elles o la merca que les vende.

Son el blanco impune de femicidas y violentos de genero, se las discrimina porque las trabajadoras VIP pueden alquilar un depto para trabajar (lo que tampoco es seguro) o promocionarse por las redes o por sitios web (Skokka).

Algunas llegan a la tele y hasta pueden ser diputadas.

Ellas no. Como a Shilda, las violan y van a hacer la denuncia y nadie les cree o están coimeados por el machirulo o gato que las maneja.

Por qué no casas reguladas y controladas, adónde deban tener una libreta sanitaria, adónde estén custodiadas, adónde tengan aportes y obra social ? Adónde en forma sorpresiva se realicen visitas de la gente de tratas, de salud?

No entiendo, las abandonaron bajo el discurso seudo progre y hoy las matan, las cagan a palos, las viven, las violan, las cooptan, sin importarles edades, nada. Las enferman con venereas o HIV porque los salvajes en manadas solos con ellas pueden hacerles cualquier cosa.

Las destrozan fisicamente peor lo que es peor también sicólogicamente, se asexuan, se suicidan. Sin ningún tipo de vejez ni futuro.

Sheila tenía un sueño, es del interior, no le alcanzaba más para estudiar, la cooptó el tipo cuya casa ella trabajaba limpiando para su familia: «Lo que ganas en una hora limpiando podrías tener 10 veces más». No me vengan con moralinas baratas. Los detesto, hablaron alguna con ellas? Obvio no todas son lo mismo.

Sheila terminó laburando en la calle, el tipo cobrandole, y cuándo se quiso rebelar la cagó a trompadas hasta casi matarla. Es de Santa Fe, adónde la mayoría de los hoteles tienen su «librito de contactos», adónde en todas las esquinas hay hasta menores las 24 hs del día.

La minoría de la marea verde que reinvidican, como el resto y me incluyo, que de su cuerpo hacen lo que quieran, festejaron ESTA PROHIBICION, esta matanza, esta INJUSTICIA, y qué ellas «bailen solas en la selva de cemento machista»

Comentarios Facebook