Cerró sus puertas el tradicional pool «Ryders»

Está ubicado en Suipacha y Rivadavia. Su dueño sostuvo por LT9 que es imposible seguir trabajando por el aislamiento obligatorio.
   

Después de 40 años, cerró el tradicional bar de pool Ryders, ubicado en Rivadavia y Suipacha, por el aislamiento obligatorio. Su dueño Carlos Cacho Medone, aseguró esta mañana en el móvil de LT9 que «ayer se me piantó un lagrimón cuando empecé a desmantelar esto, me agarró una tristeza tremenda, este mundo nos lleva a esto y  creo que va a cambiar nuestra forma de vida».

Pero también comentó que «no descarto la posibilidad de si volvemos a la normalidad volver a abrir, no me voy a desprender de las mesas ni de los muebles, o sea que puede haber una posibilidad que se pueda abrir en otro momento. Nosotros éramos cuatro socios, los Fernández, mi padre y yo. Fue el primer pool que se abrió en Santa Fe. Yo vivía en Buenos Aires y vi el primer pool que hubo allá y decidimos abrir uno acá. Arrancamos en Juan de Garay y San Martín y después nos trasladamos acá».

Además recalcó que «este es un juego de aproximación y no se puede jugar al pool distanciados, se juega de a dos o de a cuatro, y es imposible que se habilite esto por un año, y también era un lugar para tomar algo. El encargado que tengo va a seguir conmigo y otras empleadas también. Vamos a seguir juntos en otros rubros».

Comentarios Facebook