Será el próximo martes, a partir de las 7:45 en los tribunales santafesinos. La fiscal Yanina Tolosa anticipó que pedirán 10 años de prisión para M.S., de 30 años.

Un kinesiólogo de 30 años cuyas iniciales son M.S. comenzará a ser juzgado el próximo martes, acusado de abusar sexualmente de una paciente adolescente en el ejercicio de su actividad profesional. Las fiscales de la unidad de Gefas, Yanina Tolosa y Alejandra Del Río Ayala anticiparon que solicitarán 10 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

El hombre llega al debate en su contra en estado de libertad, asistido por el abogado defensor Néstor Oroño, y las fiscales anticiparon que en caso de condena solicitarán la prisión preventiva. El tribunal encargado de impartir justicia está conformado por los jueces Nicolás Falkenberg como presidente, Jorge Patrizi y Pablo Busaniche, y se espera que la sentencia se conozca el próximo viernes.

Leer más ► Pedirán 10 años de prisión para el kinesiólogo acusado de abuso de una paciente

En la terapia

En comunicación con Será Justicia, la fiscal Yanina Tolosa recordó el caso: “la situación del abuso se dio la segunda vez que la víctima iba a la sesión de terapia. La primera vez fue acompañada por su mamá”.

Sin entrar en detalles que serán ventilados en el juicio, y por tratarse de un ataque contra la integridad sexual de una adolescente menor de edad, Tolosa confirmó que la fiscalía logró recabar prueba suficiente para pedir la condena del kinesiólogo.

“La víctima declaró en Cámara Gesell, que será exhibida en el juicio” expresó la fiscal, y remarcó que esa es sólo una de las pruebas en contra del acusado.

Con total impunidad

La denuncia en contra del profesional fue radicada por la víctima en compañía de su mamá. En el juicio se intentará demostrar que el kinesiólogo concretó el abuso dentro del box donde se encontraba sólo con la joven, realizando las actividades de la terapia.

Si bien en el resto de los boxes había otros profesionales asistiendo a otros pacientes, el acusado no habría tenido reparos en cometer el abuso. Esto ocasionó la reacción de rechazo de la víctima, que se retiró del lugar y le comentó lo sucedido a su mamá.

“En la fiscalía no perdemos nunca la capacidad de sorpresa con los relatos de las víctimas sobre las situaciones de abuso. Parece increíble que haya ocurrido en el lugar de trabajo, con otras personas presentes, pero vamos a poder probar que así fue” expresó la fiscal.

En estado de libertad

Sobre la situación del profesional, Tolosa recordó que al momento de radicarse la denuncia el hombre fue detenido para ser imputado, pero luego recuperó la libertad bajo una serie de medidas alternativas.

“Tenemos que tener presente que la prisión preventiva se solicita cuando hay riesgos para la investigación” precisó la fiscal. En este caso, el hombre tramitó el proceso en su contra en estado de libertad, respetando todas las normas de conducta impuestas.

Tolosa dijo que “no tenemos conocimiento que haya entrado en contacto con la víctima” y que sólo se investiga esa única situación de abuso. Sobre la actividad profesional del hombre, la fiscal expresó que “en el lugar donde se dio la situación de abuso no volvió a trabajar, si bien tenemos entendido que sigue ejerciendo”.

Comentarios Facebook