A un año y medio de la tragedia de Monticas, la causa judicial casi no se ha movido
Cuando hay que volver a vivir el dolor
En febrero de 2017 dos coches mal mantenidos de esa empresa chocaron de frente en la ruta y dejaron el saldo de 13 muertos y numerosos heridos graves. Los familiares dicen que la causa no avanza y las imputaciones se harían recién dentro de unos meses.
¿Cuánto pesa un año y medio de pena? ¿Existe una balanza que mensure el dolor de la pérdida? ¿O no hay medida existente para calcular una angustia que nació para quedarse? Alberto Tieppo y Luciana Marchegiani se comparten, casi sin conocerse, esas inquietudes. Los aplasta el recuerdo y no hay justicia que les calme el vacío. Eran parte de las vidas de Cintia Albornoz y María Belén Genga, respectivamente, dos de las personas que viajaban en los inseguros colectivos de Monticas que se embistieron de frente en la insegura Ruta 33 el 24 de febrero de 2017, 18 meses y tres días atrás en el tiempo. La investigación, que lidera el fiscal Walter Jurado, no tiene imputados. “La causa está como el primer día, inmovilizada, no se sabe qué pasó”, se queja Alberto. “Va a ser un caso más como el de la calle Salta, en Rosario, que tampoco aparecen responsables”, asiente Luciana. Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron a Rosario/12 que “se prevé” que “para un lapso aproximado de entre uno o dos meses” la Fiscalía tendría “concluida la estructura de toda la causa, que es muy grande”, para formular las imputaciones.

Antes del mediodía de un caluroso viernes de febrero dos unidades de Monticas chocaron brutalmente de frente, en el kilómetro 779 de la Ruta Nacional 33, a la altura de Pérez. Fallecieron trece personas y hubo unos veinte heridos. El caso fue tomado por la Unidad de Homicidios Culposos, por el fiscal Jurado, que desde hace “un mes y medio” está abocado al relevamiento final, análisis y evaluación de todas las documentales que tiene sobre el caso. Pero los familiares de las víctimas están disconformes con el proceso, lo juzgan lento y sin avances. Como dice el abogado de la familia Genga, Fernando Braconi: “Es una causa que se tendría que haber resuelto mucho antes, hubo un mal manejo por parte de las pruebas, las pericias, como es una causa donde hay fallecidos, la justicia tendría que haber actuado muchísimo más rápido, la dejaron diluir”.

Jurado, cuentan desde el MPA, mantuvo reuniones con colegas de Buenos Aires que intervinieron en la causa de la tragedia de Once, con quienes “intercambió opiniones sobre la estructura de causas de este tipo y está armándola”. Hace unos días estuvo en la ciudad de Santa Fe “recabando información y datos que tienen que ver con la empresa” y entre 30 y 60 días “puede tener concluida la estructura de toda la causa”. Por el momento, explicaron, se mantiene la reserva sobre las imputaciones que va a realizar.

Comentarios Facebook