17.1 C
Santa Fe, Ar
lunes, octubre 26, 2020
Inicio Dibuja tu aldea y pintaras el universo Rolando Rivas «taxista» hoy sería un telenovela policial

Rolando Rivas «taxista» hoy sería un telenovela policial

Es taxista y sufrió dos violentos robos en menos de un mes: «No me queda otra que seguir, pero tengo miedo»

Rubén es taxista y relató los dos violentos robos que sufrió en los 24 días que transcurrieron del mes de agosto. El último, que se dio durante la madrugada del domingo, se suma a la ola de hechos de inseguridad que padecieron distintos trabajadores del volante en las últimas horas.

Los tienen siendo por estos días el blanco incesante de la delincuencia en la ciudad de Santa Fe y zona. Sin distinción de barrios ni horarios, los choferes de taxis y remises sufren violentos robos que no solo los dejan sin el sustento económico diario, sino también pensando con temor en qué les pasará la próxima vez que vuelvan a subirse al auto para salir a trabajar.

Es el caso de Rubén, un taxista de la ciudad que en los 24 días que transcurrieron de agosto, sufrió dos violentos asaltos mientras transitaba por Santa Fe. «Ya no sabés qué levantás de la calle, el mejor vestido te asalta, no hay género, no hay horario, no hay barrios, no hay seguridad para nosotros, no hay controles policiales durante la madrugada», dijo consternado al móvil de Aire de Santa Fe.

Leer más ► Los remises no ingresan de noche a los barrios del sur de Santo Tomé

El primero de los hechos ocurrió el 1° de agosto, cuando Rubén tomó como pasaje a una pareja en barrio Acería: «Tenían dos culos de botella, se ‘abatataron’ ellos porque si no me degollaban», relató. El segundo de los robos fue durante la madrugada del último domingo en barrio Loyola. «Ahora fue una mujer que me amenazaba que me iba a disparar. Como no tenía nada porque recién arrancaba me llevó todo, hasta los lentes me quería llevar», contó el taxista.

Después de este último robo, Rubén se bajó del taxi y tiene miedo de volver a manejar, pero, resignado, explica: «No me queda otra que seguir trabajando. Tengo miedo, nervios, ya no sé que hacer. Tengo dos hijos que mantener y tengo que seguir trabajando para ellos, no tengo otro ingreso. Si consiguiera algo mejor y más seguro para mí lo dejaría, pero no se consigue».

Comentarios Facebook

WhatsApp chat