Violenta amenaza de narcos: disparos a la puerta de una casa en el sur provincial

Una vivienda de Villa Gobernador Gálvez fue blanco de al menos ocho disparos anoche. Los pistoleros iban en moto y dejaron un cartel con una leyenda que no deja dudas sobre el móvil del ataque: “Acá no se vende más, la próxima venimos y le matamos a uno”.

En el lugar vive un matrimonio joven con un bebé. Aseguran que ellos no están involucrados en ninguna actividad delictiva, y no venden drogas. Para ellos los delincuentes se equivocaron. “Nosotros pedimos paz. Se confundieron, no tenemos nada que ver. No estamos vinculados con hechos delictivos. Somos una familia decente que trabaja”, dijo Saúl.

A la hora de la cena Rocío y Saúl, un joven matrimonio que tiene un bebé de dos semanas, estaban dentro de su casa de Nogués al 400, casi esquina Alvear, cuando escucharon el sonido de una moto. Acto seguido vieron que un extraño intentó abrir la puerta que da a la calle. Lo siguiente fueron el sonido de detonaciones: unos ocho tiros. Los plomos atravesaron la puerta de entrada y por fortuna nadie resultó herido.

Fueron segundos desesperantes. Rocío estaba con su bebé en brazos y se arrojó al suelo cubriendo el cuerpo de su hijo.

Fue gracias a la grabación de una cámara de seguridad de un vecino que pudieron saber qué es lo que había pasado. Pasadas las nueve y media de la noche, dos desconocidos en moto aminoran la marcha frente a la vivienda; uno de ellos se acerca a la puerta y realiza un movimiento. Cuando vuelve a subirse a la moto efectúa detonaciones con una pistola para luego huir.

“A veces vemos en la televisión estos hechos y decimos por lo menos no lastimaron a nadie, ahora nos tocó a nosotros, no sabemos por qué, se confundieron”, describió Rocío, consciente de que el mal trago que vivió en carne propia es moneda corriente en Villa Gobernador Gálvez.

Más tarde las víctimas hallaron un cartón con una leyenda manuscrita que dejaron los tiradores. El mensaje, manuscrito sobre cartón, no posee ambigüedades: “Acá no se vende más, la próxima venimos y le matamos a uno”.

Comentarios Facebook