La repercusión periodística y a través de las redes sociales que tuvo el abusivo e incorrecto accionar del ministro de seguridad Maximiliano Pullaro y del jefe de la fiscalía de delitos complejos Exequiel Hernández, ha puesto nervioso a ambos funcionarios.

La imagen puede contener: 7 personas

El ministro, como boxeador aficionado, cree que se puede llevar a todo el mundo por delante, pero su cobardía, le impide salir a atender a los vecinos que acuden a reclamar por mejor seguridad. 
Por su parte, el Fiscal Exequiel Hernandez, guarda sepulcral silencio; mientras que ahora parece estar haciendo el trabajo sucio de perseguir a la  buena policía la Fiscal María Laura Urquiza. 

Los tres, Pullaro, Hernández y Urquiza, deberían comentar a la sociedad, como se incrementó el índice de delitos en la zona de la Ruta 1, desde que comenzó la injusta persecución contra el Comando de la Costa; que les sirvió para sacar de la tapa de los medios de comunicación, el escándalo de las horas OSPE y de las escuchas telefónicas que comprometían al Ministro Pullaro con el ex Jefe de la Unidad Regional I.

Los vecinos, continuarán exigiendo seguridad y el próximo miércoles, volverán a manifestarse frente a la legislatura provincial; confiando que los representantes del pueblo, se molesten en escuchar a sus representados.

Comentarios Facebook