En San Jorge la tasa de suicidios triplica la media nacional

Desde 2010 hasta la actualidad se quitaron la vida 22 personas, la mayoría jóvenes de entre 15 y 24 años. Esta situación alertó a las autoridades y la sociedad en general que trabajan mancomunadamente para prevenir más casos.

San Jorge es una localidad de 22 mil habitantes ubicada en el departamento San Martín, en el centro oeste de la provincia de Santa Fe.

Desde 2010 a la fecha se han registrado 22 suicidios de jóvenes de entre 15 y 24 años, con picos en 2017 y 2018. Entre las víctimas se destaca que la mayoría viven en el barrio San Martín, uno de los sectores más postergados de la ciudad, varios de ellos con adicciones, muchos no escolarizados y en general con muchas carencias materiales y afectivas.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de 2015, marcaba que la tasa de suicidios en el país alcanzaba los 14,2 cada 100 mil habitantes.

Los valores en San Jorge en algunos casos triplican la media nacional. Un relevamiento del Ministerio Público de la Acusación (MPA) indica que en esa ciudad se registraron un total de ocho casos en 2017, diez en 2018 y cuatro en lo que va de 2019.

Esta situación no sólo motivó varias marchas de ciudadanos preocupados por la salud de los adolescentes de la comunidad, sino que además los empujó a coordinar acciones entre diferentes áreas del Estado que antes trabajaban aisladas. 

Desde fines de 2018 municipio y provincia caminan juntos los barrios, con equipos territoriales, en distintas zonas de la ciudad. La mesa intersectorial —integrada por funcionarios de Educación y de Salud, además de referentes barriales no institucionalizados— se reúne todos los miércoles.

La secretaria de Gobierno de la Municipalidad de San Jorge Lorena Oitana explicó la intervención del municipio ante la coyuntura

Este año, la situación llevó al Concejo Municipal a declarar, el mes pasado, la emergencia social durante un año.

El concejal opositor del frente Progresista Juan Pablo Pellegrino explicó que la medida busca redireccionar partidas de dinero para atender necesidades puntuales que sufren adolescentes y jóvenes e impulsar la coordinación de distintos actores para abordar el tema.

Comentarios Facebook