¿Qué otra explicación hay para renovar el alquiler de un lugar destinado a que funcione algo que ya cuenta con edificio propio, inaugurado el año pasado nada menos que por el propio Lifschitz en septiembre del año pasado?

¿O nos van a decir ahora que la inauguración fue un engaña pichanga para las elecciones?

¿No será que salieron a alquilar porque al nuevo edificio lo hicieron como el culo, no?

 

Comentarios Facebook