Un amigo, colega, que no comulgaba con el socialismo, me dice: «Che empezaron (sic) mal» Cómo si yo fuera funcionario, raro porque el tipo había votado a Perotti. Empiezo con la perorata: «loco van pocos días hay que romper el circuloso vicioso del relato socialista, ver bien las cuentas, etc» Naaaa, me responde, nos sacaron un aporte que hacían con los fondos reservados de la policía.

Yo sabía de ese «aporte», con una escala de importancia y de impacto según los periodistas y medios.

La idea era: los asesinatos y femicidios? asuntos interpersonales, adónde la culpa era la violencia urbana, o «ajustes de cuentas barriales», adónde la policía no podía hacer nada y menos Pullaro. Revisá los artículos previos a la asunción de Saín. En el pasado Tognolli compartía asados, y dibujaba secuestros de drogas que repercutían como nadie en la prensa. Y así y así, y así.

Ahora todo es un descalabro, inseguridad frente a narcos, tierras y zonas liberadas, bienvenidos que por unas monedas ensangrentadas menos, nuestra parte del periodismo se dé cuenta del desastre que dejaron aunque quieran atribuirselo como un acto de magia a Saín y no al corrupto con fueros que dejó su cargo de ministro entre Santa Fe y Rosario con casi 3 mil muertos en sólo 4 años !!!!!!!!

Comentarios Facebook