«Me buscan porque asesiné a la comerciante de Esperanza»

Con esas palabras, un hombre de 28 años se entregaba en la noche del sábado en la Subcomisaría 17° de Santa Fe, como presunto autor del crimen en Esperanza.

El hombre se entrego en la Subcomisaría 17° de Santa Fe.

El hombre se entrego en la Subcomisaría 17° de Santa Fe. Prensa

09:33 hs – Domingo 10 de Noviembre de 2019

El sábado antes de la medianoche, el estrechamiento del cerco policial montado sobre un hombre oriundo de la ciudad de Recreo, lo llevó a éste a presentarse en la Subcomisaría 17° del barrio General López de la ciudad de Santa Fe, identificarse y entregarse. Los policías del tercio de guardia le preguntaron porque estaba ahí y él solo atinó a decir: «Me buscan porque asesiné a la comerciante de Esperanza». Instantes después quedó esposado y encerrado dentro de un calabozo. Se trata de J.A.R. de 28 años, con antecedentes penales y con cumplimiento de una condena en una cárcel santafesina. Y sería autor de numerosos asaltos en comercios de la ciudad de Santa Fe.

Presión policial

El hombre buscado era oriundo de la ciudad de Recreo, adonde no fue hallado durante la jornada del sábado. También hicieron lo propio policías del departamento Las Colonias en varios barrios de la ciudad de Esperanza. Las imágenes de las cámaras de seguridad revelaron una presunta identidad del asesino, las que a su vez, coincidían con un delincuente que asestó numerosos asaltos a comercios de la ciudad de Santa Fe.

UNO Santa Fe

Idéntico

La noticia sobre la aprehensión les llegó a los policías de la Policía de Investigaciones (PDI) área Homicidios de la ciudad de Santa Fe, en cuestión de pocos minutos. Ellos hicieron un cotejo con las imágenes de las cámaras de Esperanza -tal como fue adelantado por UNO Santa Fe a primera hora del sábado- y la complexión física era idéntica al hombre buscado. Luego, llegaron a la Subcomisaría 17°, lo vieron, e identiificaron, y supieron que era el hombre que estuvieron buscando junto con los policías de la ciudad de Esperanza, Unidad Regional XI Las Colonias, desde la misma tarde del viernes, cuando fue hallado el cadáver de la comerciante Gabriela Degiorgio de 36 años.

• LEER MÁS: Mataron a golpes a una mujer en su comercio en Esperanza

Reconstrucción

El viernes mismo, y antes el estupor del hallazgo del cadáver de la mujer dentro de su negocio, los policías esperancinos de Orden Público y de Cuerpos, preservaron el lugar, y el médico policial constató que la víctima fue asesinada a golpes.

Luego, con la presencia de pesquisas de la PDI junto con los peritos de la Científica, y del fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Alejandro Benítez, comenzaron la reconstrucción del suceso, para atrapar al presunto asesino.

Fiscal y policías armaron un rompecabezas en la certeza que quien lo hizo quedó registrado en las cámaras de videovigilancia. Y acertaron, quedó filmado.

La sociedad de esperanza reclama justicia por Gabriela.

La sociedad de esperanza reclama justicia por Gabriela.UNO Santa Fe

Investigación

Los policías secuestraron las imágenes de las cámaras de videovigilancia públicas y privadas, comerciales y de viviendas particulares, ya que el asesino cuando llegó como cuando se fue del local comercial Carmina accesorios, ubicado en pleno centro de la ciudad de Esperanza y pocas cuadras de la plaza San Martín, quedó registrado desde variados ángulos. Ese trabajo que se extendió durante toda la madrugada del sábado, tuvo como corolario imágenes indubitables respecto de la complexión física, vestimenta, forma de caminar, horario en el que llegó y en el que se fue del local.

Luego, el análisis de su rostro, y finalmente, un elemento que cohesionaba todos los anteriores: las imágenes de la terminal de colectivos de la ciudad de Esperanza. Se ve cuando J.A R. llega, luego le siguen el derrotero caminando por la ciudad, el ingresó al local Carmina al ver a una mujer que estaba sola, el intento de asalto, la resistencia que opuso Degiorgio y luego el asesinato a golpes. El ladrón y asesino, después de cumplida su faena criminal, robó dinero de la caja registradora y se escapó. Ese fue el raid criminal que terminó con la vida de una joven mamá de dos chicos.

Comentarios Facebook