Con escasa repercusión en los medios más importantes de la provincia (por obvias razones), se supo que ingresó al Senado provincial un proyecto de ley remitido por Omar Perotti, por el cual se amplía el objeto social de ENERFE SAPEM (Santa Fe Gas y Energías Renovables), la empresa que creara el socialismo en el 2016 por la Ley 13527.

El objeto de los cambios es que la sociedad (que pasaría a llamarse Santa Fe Redes y Servicios) pueda prestar también servicios relacionados a las TICS (tecnologías de la información y la comunicación), lo que incluye Internet y telefonía celular. El Estado provincial tiene el 55 % del capital social, y otro 15 % está en manos de municipios y comunas, lo que supone un 70 % de control público estatal de la sociedad.

El 30 % restante se reparte en porcentajes del 10 % asignados a las cooperativas (que en la provincia son muchas, y muy importantes), otros prestadores privados y las entidades que nucleen a empresas (como por ejemplo la FISFE, FECECO, o cámaras empresariales). Además de mantener el predominio de la provincia en las decisiones del directorio con el doble voto del presidente que representa al Poder Ejecutivo, éste conservaría el voto decisivo (algo así como «la acción de oro») para las decisiones más trascendentes que deba tomar la compañía.

Tal como surge del mensaje que envió Perotti a la Legislatura, la ampliación del objeto de la sociedad (en la práctica, crear una nueva empresa estatal prestadora de servicios) es parte del Programa Estratégico de Conectividad de Santa Fe aprobado por el Decreto 616 del propio gobernador, norma esta que señala que se buscará «…una ampliación de su objeto para ser esa entidad la que impulse y lidere el avance del proceso de conectividad de la Provincia; previendo que pueda ser la que titularice licencias conforme la Ley Nacional N° 27078;… «.

La ley mencionada es la de «Argentina Digital» aprobada en diciembre de 2014, durante el gobierno de Cristina. De éste modo, el gobierno provincial -si prospera el proyecto- gestionaría del ENACOM licencias para la prestación de servicios de TICS a terceros, dentro de su territorio; ingresando en un terreno hoy exclusivamente vedado a prestadores privados, excepto algunos servicios a cargo de ARSAT. Otras provincias están intentando el mismo camino, como La Pampa, Misiones o Formosa; creando entes similares.

El Decreto 616 que aprueba como dijimos el Programa Estratégico de Conectividad de Santa Fe, señala en su artículo 1º que «…tendrá como ejes el acceso universal a las tecnologías de la información y las comunicaciones, garantizar la inclusión digital de la población bajo estándares de calidad, la optimización del uso del espectro radioeléctrico, la capacitación e investigación en tecnologías de las comunicaciones; todo lo anterior en un proceso de mejora continua, que permita incorporar en forma constante los nuevos desarrollos de tecnologías emergentes.»

En sus considerandos se vuelcan datos provistos por el ENACOM sobre los déficits de conectividad en la provincia, situación que dispara la iniciativa:

* Sobre un total de 365 pueblos y ciudades de la provincia, las localidades conectadas a través de terceros solo llegan a cuarenta (40) en todo el territorio, y dentro de ellas no a todos los edificios donde funcionan dependencias del Estado provincial

* En lo que refiere a la conectividad por «redes fijas», el 30,5% de los hogares de la Provincia no tiene Internet; y el ancho de banda promedio de los hogares conectados de la provincia es muy bajo (21 Mbps) y la posiciona en el noveno lugar a nivel país, siendo el promedio nacional 28,2 Mbps, dato que se desagrega en cuanto a su calidad de la siguiente manera: a) el 22,8% (249.508) de los hogares tienen una conexión a Internet muy mala (hasta 5 Mbps); b) el 17,4% (190.664) de los hogares tienen una conexión a Internet mala (6 a 10 Mbps); c) el 10,4% (113.527) de los hogares tienen una conexión a Internet regular (11 a 20 Mbps); y d) el 18,9% (206.574) de los hogares tienen una conexión a Internet buena (+20 Mbps).

* En la Provincia la participación de servicios hogareños brindados por fibra óptica, es solo del 3,7%; y la situación es más deficiente en los barrios populares ubicados en el territorio provincial, de los cuales y según información del RENABAP (Registro Nacional de Barrios Populares), existen trescientos cuarenta y un (341) barrios populares en la provincia; de los cuales el 48%, ciento sesenta y cuatro (164) se encuentran en Santa Fe y Rosario, los que significan el 67% de las familias que viven en barrios de esas características.

* En los casos de Santa Fe y Rosario, se da la paradoja de la mala calidad del servicio de Internet en general en esos barrios, sumado a la imposibilidad de afrontar el costo por parte de las familias, cuando en su cercanía la Provincia cuenta con red de fibra óptica que se utiliza para el sistema de video vigilancia que podría utilizarse para desplegar redes especiales de Wifi y así brindar servicio de conectividad de Internet desde el sector público. Desarrollar esa infraestructura con esos fines es parte de los objetivos del Programa, y de las tareas a cargo de la nueva sociedad.

* El 72% de las escuelas no tienen conexión a Internet para uso pedagógico; y del 28% (793) de las escuelas que si tienen conexión a Internet para uso pedagógico ese dato se desagrega, conforme a la calidad del servicio y a si tienen red interna, de la siguiente manera: el 66% tienen un tipo de conexión muy mala o mala y el 34% restante tienen una conexión regular o buena.

* Si la descripción de la realidad se centra en la red de telefonía móvil, se verifican significativas deficiencias de conectividad para la comunicación en las principales rutas y en la autopista Rosario-Santa Fe, en la cual se presentan cortes de Ilamadas o imposibilidad de comunicarse; que, según datos oficiales de ENACOM, una importante cantidad de localidades (mas de ochenta) que no tienen cobertura 3G y 4G de telefonía móvil; y en las zonas alejadas de los centros urbanos el nivel de señal de celular es muy débil, lo que se acentúa en zonas rurales. Allí también el Estado provincial se plantea como objetivo ambicioso intervenir para mejorar los servicios.

En plena pandemia, mientras hay que cuidar la salud, con una complicada situación financiera del Estado provincial heredada del socialismo y en un contexto económico difícil, Perotti lanza una iniciativa que trasciende la coyuntura; y que si logra traducirse en resultados concretos, marcará sin dudas su gestión.

Y a contrapelo de la fama de «privatizador» que le colgó la campaña mediática del socialismo, marca otro hecho de ampliación de los límites de la intervención estatal, como ya había hecho con la recuperación de la administración de la autopista Santa Fe-Rosarioy la intervención del puerto de Reconquista, en manos de una empresa del grupo Vicentín.

Comentarios Facebook