El caso del Sanatorio Santa Fe no es nuevo, existe una múltiplicidad de denuncias a lo largo de estos años que quedaron impunes judicialmente y jamás llegaron a los medios.

De generosas pautas en los medios y padrinazgos universitarios, más aportes para campañas electorales. Y con fuerte vinculaciones políticas.

El socio mayoritario es la familia Rodriguez Sañudo, uno de sus miembros fue socio de Menem en el estudio jurídico, muchos de sus familiares obtuvieron titularidad de Registros de la propiedad y automotor, un monumento a la corruptelas y tráficos de influencias.

No se trata de un hecho menor lo sucedido en estos días en dicho sanatorio, aún hoy se desconocen la totalidad de contagios entre enfermos, trabajadores de la salud, de mantenimiento y mucamas.

Tampoco la cantidad de gente aisladas. Tampoco de personas notificadas. Tampoco cómo una zona hiper esterilizada como la Unidad Coronaria tuvo que ser cerrada y trasladar de urgencias a pacientes en el Hospital Cullén.

Sin embargo, las pocas menciones sobre esto era..»En un sanatorio de la ciudad ..de calle..tal» sin dar nombre del sanatorio. Todo en defensa de la pauta comercial. Quiere decir que el discurso de los directivos de los medios de Santa Fe la plata, la economía está por encima de la vida, porque mucha gente pudo haber estado en el sanatorio en cuestión y al NO DAR NOMBRE no puede tomar ningún recaudo.

Hago la salvedad de mi querida colega Carina Bollatti, quién me imagino arriesgando mucho dió todas las referencias posibles al aire para qué la gente se dé cuenta y por supuesto al portal www.santafe24.com.ar por haber dado la noticia como corresponde, pauta o no de por medio, la vida está primero.

Comentarios Facebook