El dirigente sindical de la CGT PRO, cuyo ahijado personal, y candidato de UPCN dentro del PJ a intendente, que apenas obtuvo 30 mil votos casi 45 mil menos que en la elecciones del 2013 con Pignata como candidato, enfuereció al gobernador electo (Omar Perotti) con la exigencia de devolución (sic) del apoyo a su elección como gobernador.

Molina levantó el celular y se comunicó con Perotti: «Omar dejate de joder con congelar lo de los contratados que hay gente nuestra (por UPCN), ADEMÁS quedamos en hablar y nunca me llamaste más post elección, nuestro grupo quiere: «El ministerio de trabajo para Osvaldo Agrafogo (titular de la UTA PRO), que Ignacio Martinez Kerz sea el director del Iapos, y qué un hombre mío esté en la dirección de la Función Publica (lugar clave para nombramientos»

Perotti conciliador le contestó que su equipo de «trabajo» está trabajando en la transición, que el mapa de funcionarios políticos se iba a restringir y qué en las actualidades condiciones era hasta «arriesgado» hablar de cargos»

Molina (como siempre con altavoz prendido) fue más allá: «Además decile al gordo (por Gutierrez pte de la Corte) que paré todas las investigaciones en torno a los registros de propiedad».

La respuesta fue cortante: «Te olvidas Jorge que los votos son para una gestión distinta». Y fríos saludos para cortar la comunicación.

«Este tipo cree que 33 mil votos en la ciudad de su candidato le permite este nivel de exigencias insultantes, y se olvida que por culpa de él perdimos en el 2105 cuándo apoyó a Miguel Torres del Sel», se escuchó decir a un gringo alto cuándo le exigía a sus colaboradores que a partir de ahora, JAMAS le pasen una llamada de Molina, que en todo caso hable con el equipo de transición.

Comentarios Facebook