La Ciudad confirmó que en los próximos días funcionará el protocolo del «último adiós»

Tal como se venía trabajando desde hace algunas semanas, el ministro de Salud Fernán Quirós indicó que el protocolo pronto estará de forma operativa.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos AiresFernán Quirós, confirmó este lunes que « en los próximos días» estará operativo el protocolo para que los familiares de personas con coronavirus que se encuentren internadas en terapia intensiva puedan darles un «último adiós».

«Estamos completando el protocolo para que en los próximos días vamos a estar poniendo de manera operativa la posibilidad de que los familiares puedan tener un último adiós«, dijo el funcionario.

De esta forma, Fernán Quirós respondió al ser consultado, durante una conferencia de prensa en la sede del Gobierno porteño, sobre si la Ciudad de Buenos Aires tenía pensado tomar medidas para que los familiares puedan despedirse de sus seres queridos.

«En cuanto a la cuestión de dar el último adiós o acompañar a los seres queridos en los momentos más difíciles, es un tema en el que la Ciudad ha venido trabajando en las últimas dos o tres semanas intensamente«, sostuvo el ministro y aseguró que «es un tema que nos preocupa muchísimo y queremos dar una solución».

En ese sentido, dijo que la Ciudad de Buenos Aires trabajaba en un protocolo que «requiere la discusión con los jefes de terapia intensiva porque no todos tienen la misma disposición ni circuitos. Tenemos que hacerlo de manera segura para los familiares«.

 

Los protocolos presentados

A principios de agosto, el diputado por la Ciudad de Buenos Aires, Facundo Del Gaiso, había presentado en la Legislatura porteña el proyecto titulado como “Derecho de decir adiós” que se basaba en la implementación de un protocolo en hospitales, sanatorios y clínicas para poder visitar al paciente en estado terminal y que se encuentren en compañía de un familiar designado.

Según ese proyecto, la persona designada no debía pertenecer al grupo de riesgo ni presentar ninguno de los síntomas compatibles con el coronavirus.

Para ingresar a la sala, habitación o unidad de terapia intensiva debía pasar por un “circuito seguro” que incluía los elementos de protección sanitaria que utiliza el personal médico para estar en contacto con pacientes Covid y podía llevar un celular o tablet para que el paciente mantenga contacto visual con el resto de los familiares.

Por otro lado, La Red de Cuidados, Derechos y Decisiones en el final de la vida – que depende del Conicet-, también buscó implementar un protocolo “para que el acompañamiento humanizado sea posible y las despedidas y los rituales funerarios tengan un lugar», había asegurado Graciela Jacob, médica paliativista.

Comentarios Facebook