21.9 C
Santa Fe, Ar
sábado, octubre 24, 2020
Inicio Judiciales Otro jefe de provincia policial del socialismo a juicio y siguen negando...

Otro jefe de provincia policial del socialismo a juicio y siguen negando su complicidad

A distancia y sin público, empezó el juicio por la megacausa Baigoría

El debate por la banda narco comandada por un policía comenzó esta mañana en el Tribunal Oral Federal. Por la pandemia, se realiza a puertas cerradas y los acusados participan por videoconferencia.

Una hora después de lo previsto empezó este jueves el juicio oral a una banda integrada por nueve personas, acusadas de comerciar estupefacientes en Santa Fe y el norte del país. La banda era comandada por Eduardo Oscar “Cabezón” Baigoría, empleado policial, y Emanuel González.

Con motivo de la pandemia, el juicio se desarrolla con algunas particularidades: en la sala de audiencias del tribunal ubicado en Primera Junta y San Jerónimo están presentes los jueces José María Escobar CelloLuciano Lauría María Ivón Vella, el fiscal general Martín Suárez Faisal y sólo parte de los abogados defensores. En esta primera jornada, los letrados presentes son Hilda KnaebleinJosé Mohamad y el defensor público Julio Agnoli.

Los jueces del Tribunal Oral Federal: Luciano Lauría, José María Escobar Cello y María Ivón Vella

Los jueces del Tribunal Oral Federal: Luciano Lauría, José María Escobar Cello y María Ivón Vella

El resto de los abogados, Néstor OroñoCeleste Roa Hertelendi Sebastián Gervasoni, al igual que los nueve acusados, participan del debate por videoconferencia. En tanto, los más de 150 testigos citados a declarar lo harán de manera presencial en la sala de audiencias a partir de la próxima semana.

La banda liderada por Baigoría y González estaba integrada por Jorge Ramón Correa imputado por transporte de drogas; Cristian Mansilla, Estela María Castillo y Ramón Salva por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y los gendarmes Damián “Perro” Sosa, Santiago Alejo e Ismael “Chabón” Britos por encubrimiento agravado.

Cuatro casos endilgadosEl caso remonta al 4 de abril del 2018, cuando el entonces juez federal Francisco Miño, ordenó la realización de 23 allanamientos que fueron solicitados por el fiscal Walter Rodríguez que tras una pesquisa develó que cuatro procedimientos de drogas realizados en distintas partes del país, incluido uno en Santo Tomé, estuvieron vinculados a la organización.

Uno de esos procedimientos ocurrió el 12 de diciembre de 2015 en un control de rutina en la provincia de Formosa donde dos hombres fueron interceptados a bordo de un Mercedes Benz transportando 32,574 kg de clorhidrato de cocaína. Ambos detenidos fueron identificados como Cesar Castagnino y Javier Domínguez, los cuales fueron condenados tres años después en la Justicia federal de esa provincia por transporte de estupefacientes.

Leer más ► Cómo funcionaba la organización narco comandada por un policía y protegida por tres gendarmes

José Mohamad, Julio Agnoli e Hilda Knaeblein, los abogados defensores presentes en la sala

José Mohamad, Julio Agnoli e Hilda Knaeblein, los abogados defensores presentes en la sala

El otro caso sucedió el 8 de julio del 2016, cuando personal policial de la Unidad Regional VII de Misiones detectó que una camioneta Ford Ranger arrojó un cargamento con 561 kilos de marihuana un camino rural de la localidad de Apóstoles, situada a 50 kilómetros de Posadas, la capital de la provincia de Misiones.

El tercer caso que fue endilgado por el fiscal Rodríguez a los imputados fue la detención de un hombre identificado como Ramón “Flaco” Correa (oriundo de Misiones) en la ruta provincial N°5 de Salta y el cual transportaba cuatro kilos de cocaína, el 13 de diciembre del 2017, a bordo de una Chevrolet S-10 que estaría vinculada a Baigoría.

El último procedimiento fue el que ejecutó el 17 de marzo del 2018 Gendarmería Nacional en un domicilio de Santo Tome, sobre ruta provincial n°1, en el marco de una causa que inició el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, y que derivó en la detención del sobrino de Baigoría. Se trata de Jorge Rafael «Tato» Amarillo, el cual fue condenado (junto a otras cuatro personas) recientemente el pasado 9 de septiembre a cuatro años de prisión por haber tenido en su poder 708 gramos de cocaína y 1,106 kilogramos de marihuana.

Comentarios Facebook

WhatsApp chat