El fracaso del defensor del Pueblo a partir de los mecanismos de nombramiento, falta de autarquia, su condición de oficialista está a la vista, sin embargo, más allá de la ausente actitud del defensor del Pueblo de la Provincia, que por convenio, puede recibir denuncias contra municipios, el socialismo insiste en crear «entes» para amigos.

La iniciativa impulsada por el Concejal Franco Ponce de León, cuyo fin es crear una figura de protección de los derechos de los santafesinos, fue presentada ante Roberto Silberstein, Ministro de Justicia de la Provincia.

En la reunión, el titular de la cartera de Justicia brindó su mirada positiva sobre el Proyecto y lo enriqueció con sus aportes e intervenciones. En el encuentro, además participó Leandro Maiarota, Secretario de Coordinación Legal y Políticas Judiciales, quien también recibió la iniciativa.

SOBRE EL PROYECTO

El principal objetivo del Defensor del Pueblo de la Ciudad, será proteger, promocionar y defender los derechos, garantías e intereses de los habitantes de la Ciudad de Santa Fe.

Esta figura, tendrá plena autonomía e independencia en sus funciones, que serán principalmente, atender las denuncias y peticiones de los ciudadanos afectados por organismos municipales.

Además, este Ente deberá emitir informes dando cuenta de su trabajo y sus investigaciones, lo que contribuye al conocimiento de un estado de situación de la realidad social e institucional local.

Comentarios Facebook