28.3 C
Santa Fe, Ar
sábado, noviembre 28, 2020
Inicio Políticas Otra herramienta para seguir depurando la policía corrupta

Otra herramienta para seguir depurando la policía corrupta

Crearán un «Tribunal de Disciplina Policial» en Santa Fe

Estará integrado por dos abogados y un policía. Tendrá un presidente y dos vocales. La creación de este órgano forma parte del proyecto de ley de control del sistema policial, que plantea una reforma sobre la manera de investigar y sancionar a los uniformados.

El 7 de enero pasado un grupo de efectivos de Asuntos Internos intentó llevarse en el baúl de un auto documentos de investigaciones sobre policías, pero fueron detectados en el momento justo, por azar, y denunciados ante la Fiscalía de Rosario. Entre el papelerío había documentos importantes sobre exjefes policiales que estaban siendo investigados.

Ese hecho, que se convirtió en una especie de anécdota, sirve para dimensionar, más allá de la intención real de los policías, la decadencia y el deterioro institucional de un área que desde hace tiempo está cuestionada porque los casos importantes, que afectan a agentes de peso en la estructura policial, agonizan en cajones hasta que prescriben poco tiempo después que se hacen las denuncias, como ocurrió con la mayoría de las causas donde se investigó el supuesto enriquecimiento ilícito de más de 30 comisarios.

El Ministerio de Seguridad elaboró un proyecto de ley para el “Control del Sistema Policial” de Santa Fe, que fue enviado este martes a la Legislatura. Plantea un abordaje integral con la creación de la Secretaría y Agencia de Control. Se creará una policía para controlar e investigar a los integrantes de la fuerza.

La primera Secretaría de Control estará en manos de funcionarios del gobierno y la segunda bajo las riendas de la policía.

La primera Secretaría de Control estará en manos de funcionarios del gobierno y la segunda bajo las riendas de la policía. En ese puesto fue nombrada el 9 de enero pasado Mariana Olivieri. Lo que busca el ministro Marcelo Sain, según dejaron trascender desde esa cartera, es que la reforma del sistema de control policial debe tener un nuevo y único esquema a partir de una norma integral, que se complementará luego con la reforma de la ley de la Policía, que dividirá la fuerza en tres áreas: prevención, investigación y control.

En la gestión anterior existía una Secretaría de Control de las Fuerzas de Seguridad, que se creó cuando Raúl Lamberto era ministro, pero en los hechos ese área nunca tuvo un rol protagónico y la policía a través de Asuntos Internos siguió con el manejo casi absoluto de las investigaciones contra miembros de la propia fuerza que estaban sospechados de cometer una falta o un delito.

Leer más►Once días después de asumir, desplazan al jefe de Policía de Rosario

En ese esquema, según desgranaron desde el gobierno, había una baja capacidad de sanción frente a las faltas cometidas por los policías, que en su mayoría -según los expedientes relevados- eran de poca relevancia, como por ejemplo dormirse en el servicio, el uso del celular y no tener los elementos de seguridad, entre otros. De los sancionados un número muy bajo era de alta jerarquía. Durante la gestión del ministro Maximiliano Pullaro hubo más de 700 policías pasados a disponibilidad y unas 400 exoneraciones, según apuntó el ex funcionario el año pasado.

A nivel general el nuevo sistema de control policial que pretende establecer la gestión de Omar Perotti comprende la investigación y juzgamiento de las faltas graves que comentan los policías, como así también la detección preventiva de irregularidades, la identificación de actividades ilegales en que pudiera incurrir el policía.

Comentarios Facebook

WhatsApp chat