Más detalles del escándalo en el deporte social: ¿por qué nadie da la cara?

Santafe24.com.ar reveló hace pocos días, en exclusiva, que un par de vivos quisieron hacer un interesante negocio económico usando como “gancho” el deporte social.

Desde la Asociación Santafesina de Hockey Social, entidad que hoy es un “sello de goma” en la capital provincial y prácticamente no registra actividad, pretendieron recaudar cerca de 500.000 pesos con dos cursos: el de Actualización en Técnicas de Hockey y el de Actualización en Arbitraje de Hockey… Ni siquiera tuvieron creatividad para los nombres y usaron las mismas palabras. En fin, es lo que hay.

Para cometer sus fechorías promocionaron que tenían el apoyo del Instituto Superior de Educación Física (ISEF), aunque sus autoridades habrían desconocido que cada curso costaba 2.000 pesos, ya que de lo contrario no estarían en condiciones de ser parte al tratarse de un ente gubernamental.

Explotó el tema

Apenas este portal sacó a la luz la maniobra, la reacción resultó inmediata y las quejas llegaron hasta la propia Federación Argentina.

Sabemos que distintos estamentos del hockey santafesino que trabajan en serio y de manera responsable en pos del desarrollo de este deporte se despegaron del asunto y elevaron reclamos al ente que los agrupa a nivel nacional.

Suspendido

Ante semejante revuelo, la gente de la Asociación Santafesina de Hockey Social decidió suspender dichos cursos sin dar ningún tipo de explicaciones… Si era todo legal, ¿por qué dejaron sin efecto esas capacitaciones apenas este sitio de noticias compartió la primicia sobre la “avivada”?

No es todo, ¿cuál es el motivo que los llevó a llamarse a silencio, a pesar que les ofrecimos espacio? Es evidente que cuando no existen argumentos, algunos “desaparecen”, se “guardan”.

Otros que no hablan

Los disertantes eran destacados referentes de esta disciplina dentro de la Confederación Argentina, quienes al tratarse “en teoría” de deporte social y no existir fin de lucro no iban a percibir retribución alguna por su tarea, por lo tanto también fueron engañados y no les asiste ninguna responsabilidad en este escándalo, todo lo contrario, son víctimas.

Pero lo que no cierra es que más allá de un duro comunicado criticando muy fuerte a los que organizaban estos cursos, desde la Confederación Argentina nadie haya explicado si la persona que se encarga de la Comisión de Capacitaciones también fue engañada o era parte de este gran negocio.

¿Puede tan fácilmente decir que sí y enviar a calificados referentes sin averiguar de qué se trata, máxime con los antecedentes de la Asociación Santafesina de Hockey Social?

No existe una tercera vía: es muy “inocente” o era socio de los “vivos” que quisieron quedarse con medio millón de pesos.

Por la salud de esta disciplina y de quienes le “ponen el hombro” de manera desinteresada, deberían aclarar quién es quién en todo esto.

Comentarios Facebook