El lunes a la tarde un hombre que vive en 4 de Enero al 3100 llamó al 911 porque había sido asaltado en su casa y había quedado maniatado a su cama hasta que logró soltarse de sus ataduras.

Cuando los uniformados acudieron a la vivienda, escucharon a la víctima que dijo que alrededor de las 14 habían tocado el timbre de su vivienda y cuando atendió un hombre afirmó que traía un sobre de notificación a nombre de una exempleada doméstica, procedente de un banco privado con sede en la ciudad.

Ante esa situación, el morador abrió la puerta y las cosas cambiaron drásticamente cuando recibió un empujón y posteriormente el sujeto ingresó con un cómplice, lo maniataron y cerraron la puerta de calle.

Luego, los maleantes dentro de la vivienda y dueños completos de la situación obligaron al hombre, mediante amenazas, a decirles en cuál sillón había escondido dinero en efectivo. La víctima, sin ninguna otra oportunidad, le reveló dónde tenía una suma de dinero en en dólares.

Finalmente lo dejaron atado en su dormitorio y se fueron de la vivienda. 

Información precisa
Los agentes tomaron debida cuenta de varias cuestiones distintas: primero que habían irrumpido en el momento de la tarde en el que estaba uno solo de los moradores, que además usaron la identidad de una mujer que trabajó en el servicio doméstico en la casa en la artimaña para que les franquee el ingreso, y para terminar sabían con certeza adónde estaba guardado el dinero en moneda extranjera.

Los policías comunicaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I y tomaron contacto con el operador de las cámaras de vigilancia públicas y privadas ubicadas en el sector, además de anotar los detalles sobre el robo, ya que la información con la que contaban los malhechores es la que permitió vulnerar a la víctima. Los investigadores advirtieron que esto no fue al voleo, sino todo lo contrario.

Peritajes 
Informaron la novedad al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó la realización de los peritajes de rigor en la vivienda aludida a los agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones.

Comentarios Facebook