Más de 300 personas participaron de una fiesta clandestina en Chabás

La Unidad Regional IV de Policía, del Departamento Caseros, sufrió la rotura de uno de sus móviles

125216656_3747459175273760_2533060223781437663_n.jpg?_nc_cat=109&cb=846ca55b-311e05c7&ccb=2&_nc_sid=

Fue por parte de los presentes en una Fiesta Clandestina que se desarrollaba en un galpón de la localidad de Chabás concentrando a más de 300 jóvenes, donde un móvil de la Comisaría de dicho pueblo había acudido al lugar para poner fin al evento y elevar sanciones por el incumplimiento del Decreto de Necesidad y Urgencia que aún rige en el país.

«Siendo las 04:30 hs de la madrugada del domingo, personal policial de la Comisaria 4ta de Chabás, tomó conocimiento que en un galpón ubicado en calle Alberdi casi esquina Mitre de esa localidad, se estaría llevando a cabo una fiesta clandestina, donde habría música elevada y una gran cantidad de jóvenes ocasionando disturbios. Arribados al lugar efectivamente se pudo constatar la presencia de aproximadamente unas 300 personas. Se intentó dialogar con alguno de los presentes para solicitar que cesen con la fiesta, recibiendo como respuesta que no se iban a retirar y a su vez comenzaron a arrojar piedras sobre el móvil policial produciendo la rotura de la luneta», detalla el parte de prensa oficial enviado por la U.R. IV de Policía.

Comentarios Facebook