El gobernador Miguel Lifschitz consideró esta mañana que fue “bastante pobre” el debate que se generó en el Senado de la Nación sobre la ley de despenalización del aborto, y fue particularmente duro con la actitud de Omar Perotti quien prefirió abstenerse en el momento de la votación.

“Ayer hubo senadores que tuvieron una posición muy clara y otros de nuestra provincia, incluso, que lamentablemente tuvieron una posición muy poco clara, muy indefinida. Bueno… -dijo el mandatario-, preocupa que la dirigencia política frente a estos desafíos, no asuma su responsabilidad”.

Lifschitz habló con los medios este jueves después de participar de un acto para inaugurar obras de pavimentación en la ciudad de Rosario. Allí, y consultado puntualmente sobre la decisión del legislador rafaelino, respondió: “No me llama la atención lo de Perotti. Pero lo lamento. Fue el único que no tomó posición y me parece que la responsabilidad de la política no es especular, sino definir; tomar posición sobre los temas. A veces -dijo-, nos toca una posición que le gusta más a unos que a otros. Pero nuestra obligación y responsabilidad es decidir. No se puede gobernar, no se puede aspirar a ser gobernador, si no se es capaz de tomar decisiones”, disparó Lifschitz, en clara alusión a la pretensión de Perotti de competir el año que viene por la gobernación de Santa Fe.

Comentarios Facebook