Las viviendas sociales de Barranquitas no son habitables.

El complejo de viviendas ubicado a la vera de la autopista Santa Fe – Rosario en el barrio Barranquitas no puede ser ocupado hasta que se finalicen obras de servicios básicos.

A principios de diciembre se inauguró un complejo habitacional de viviendas construidas con fondos nacionales. Las familias que fueron adjudicadas en el condominio social denuncian que no cuentan con los servicios básicos para vivir.

Los departamentos fueron adjudicados a familias con discapacidades, violencia de género y vulnerabilidad social.

Paola Pallero, secretaria de Hábitat de la Municipalidad, sostuvo en el móvil de Radio EME que “las viviendas fueron entregadas a 29 familias pero no son habitables“. Entre las carencias, falta una obra central de una estación subtransformadora y el tendido eléctrico de media tensión porque no tienen servicios básicos, el agua potable tampoco existe porque para que el servicio llegue se necesita energía eléctrica.

Pallero sostuvo que en el lugar tampoco existen desagües cloacales, “barrio Barranquitas no cuenta con desagüe troncal y el sistema de biodigestores que estaba instalado cedió, quedando inutilizados“.

Las obras de infraestructura eléctrica demorarían dos meses por lo que el plazo mínimo para que las familias vuelvan a sus viviendas es de 3 meses. Mientras tanto, el municipio reubicará a las personas que no tengan un lugar para vivir.

 

Comentarios Facebook