Se cumplían 80 años de LT9 y para mí no fue fácil. Primero muchos me veían como el jugador de un equipo de su clásico rival que jugaba para ellos (yo había pasado de LT10 a LT9) además de la impronta oficialista de la radio, más los intereses económicos del presidente del directorio Carlos Larriera.

Primero me bajaron un «memo» con nombres de colegas que pasaron por la radio que «no podía nombrar». Mi respuesta fue: «No voy amputar la historia», entre ellos estaban Porta, Rodriguez, Pipi Rivero, Emilio Caso, hasta Lendro Miller ( a quién yo detestaba por cierto).

El programa en la fecha del aniversario lo hicimos desde Triferto peatonal, para hablar con los oyentes, y mi editorial fue imaginariamente compartir con todos los proscriptos y otros una transmisión. Primera llamada anticipandome sanción y suspensión, pero cómo hablar de 80 años de radio sin nombrar A Porta y todos los demás ?? Yo me ponía en el lugar del oyente que fuí y mi vieja para la editorial, ellos en el lugar mezquino de problemas personales y juicios laborales, no entendían que la radio y su historia nos excedía a todos.

Se acerca a la transmisión en exteriores el intendente, otros políticos y empresarios, mi planteo era que siempre «existe una tensión entre el periodismo y el poder» Tensión en el buen sentido de la lógica entre unos y otros, Otro llamado: todos los que pasaron por la transmisión a la radio adónde LARRIERA sostuvo al aire: «Nunca hay tensión entre unos y otros siempre buena relación y colaboración» La diferencia era que yo hablaba de periodismo y él de publicidad. Resultado 5 días suspendido sin goce de haberes pero yo me negué a tomarme la foto de los 80 años con Larriera.

Comentarios Facebook