Soy de los que por honestidad intelectual he reconocido siempre mis fallas, cometí una equivocación. Los periodistas estamos acostumbrados (el periodismo antiguo que estamos aprendiendo a no repetir errores de los actuales) de quedarnos «con la quinta pata al gato (no por Macri)».

Puse una noticia que es real, y qué merece ser conocida para ver muchas veces que la miseria está entre nosotros, con relación a los super de Concordia que ofrecían plata a cambio de la tarjeta para alimentos.

Lo cierto es que eso fue una minoría, no puse que la gran mayoría, según las primeras estadísticas, el 98% compraba leche y pañales, le dí de comer a los «soretes» que odian a los pobres. Pido perdón públicamente.

Comentarios Facebook