Escribo mal, lo sé, porque escribo como hablaba en la radio, sin coma, ni acentos, los hago en mi mente o en una pausa sin hablar, jajajaja, y he desarrollado una negación (y van..) de hacer un curso de ortografía.

También sigo escribiendo con un faso en la mano, un vasito de wisky y música de fondo, cómo además pensaba durante todo el día, el motivo de la editorial (que jamás escribía) para el otro día.

Deja Vu. Y ella al costado, como hace más de 15 años que no lo sentía. Deja Vu, no ví venir y hasta subestimé el coronavirus, cómo a la inundación. Deja Vu me horroriza la falta de solidaridad ahora cómo aquellos hijos de puta que hacían tour para ver a los «inundados».

Deja Vu, de aquellos especuladores hijos de puta que aumentaban descaradamente el precio de las velas, las pilas, y hasta vendían un poco de agua caliente para quiénes se habían quedado sin nada o sobrevivían en un cuartito o en una azotea.

Deja Vu de cómo en pleno gobierno liberal había un estado ausente, con una conducción timorata, y pienso sí nos hubiera agarrado esta pandemia con Macri presidente.

Deja Vu de cómo valoramos bomberos, maestros, preceptores, medicos, enfermeras a los cuales se les había recortado el 13% y aceptado casi chistar, y APRENDIMOS el rol del estado y quiénes forman parte de él, como ahora.

Deja Vu, salíamos del desastre del menemato y la alianza y la orfandad de un gobierno nacional que recién se encaminaba a darle un grado de institucionalidad perdida en esos tiempos. Ahora salimos de lo mismo pero llamado CAMBIEMOS. Y a diferencia, aprendemos lo que es un liderazgo fuerte de un presidente y personas idóneas frente a la emergencia.

Deja Vu en aquel momento porque una circunstancia fortuita impidió que perdiera todo, ahora la aparición de ella horas antes impidió que me tocase esto en situación de calle.

Deja Vu por la preocupación por mis seres queridos, amados, algunos (como yo por mi epoc) personas con predisposición (mi mamá) Deja Vu viendo a mi hermano trasnochando porque decían que el agua llegaba a la heladería.

Deja Vu por los medios sensacionalistas. Deja Vu por el orgullo como tratamos (la inundación) y ahora tratan mis amigos colegas de LT 9 (los extrañoooo) esta pandemia.

Deja Vu porque es mentira que fue la naturaleza, o que nadie avisó, fueron en ambos casos con sus diferencias, gobierno que debilitaron al estado, gobiernos que priorizaron la actividad comercial o subestimaron, cómo siempre GOBIERNO DE DERECHA que cuándo el agua «les llega al cuello» o se les mete «un virus» por la puerta de atrás recién ahí apelan a un estado que odian. (Inisto, te imaginas esto con Macri? ..»Y pasaron cosas..» 200 muertos después)

Deja Vu porque quiénes eran y ahora son responsables por haber desarticular el estado, quedarán impunes….

Deja Vu porque son los mismos de siempre de haber vivido estás crisis económicas, sociales, dramáticas y NO APRENDEMOS MAS, será?

Deja Vu, de los miserables que seguían como si nada hubiera pasado, cómo ahora.

Deja Vu, de tenerte cerca, cuidandome como nadie y casi nunca,  de lo fuerte y cómo me impactan en mi corazón la muerte de personas y los eternos profetas de imbecilidad humana.

Deja Vu.

 

Comentarios Facebook