Crimen de Sauce Viejo: amenazaron a la madre del policía y a sus compañeros remiseros

Hernán Escobar, el encargado de la remisería Luján de Santo Tomé, hizo un pedido público de ayuda a las autoridades policiales ante las amenazas que sufrió este miércoles tras el violento episodio en Villa Adelina, en el que un policía que trabajaba como chofer en dicha empresa mató a dos ladrones al defenderse de un asalto.

De este modo, Escobar, contó que dos sujetos en moto interceptaron a varios choferes de la remisería para advertirles que no circulen por Villa Adelina porque tomarían represalias por los crímenes.

Además, no descartó una marcha entre remiseros en solidaridad con el trabajador, ahora detenido. “Lo que es lamentable es que aquel que sale a trabajar corre con el riesgo de terminar detenido. Espero que la justicia le pueda dar la libertad porque él no salió a robar, salió a trabajar”, explicó con dolor el hombre.

Más datos

Escobar contó que el agente policial comenzó a trabajar en la remisería Luján hace dos meses aproximadamente, utilizando un automóvil que le pertenecía a un familiar. Los turnos de remisero son de 12 horas, a lo que le sumaba su tarea como efectivo policial de la provincia.

“Nunca ha tenido problemas trabajando, ni siquiera de discutir con nadie. Trabajaba generalmente a la noche. Y en lugar de terminar de cumplir el servicio venía a trabajar para completar su sueldo”, relató.

Cabe recordar que, el ataque ocurrió este martes alrededor de las 22,15 horas cuando el hombre tomó pasaje en la zona de Richieri y Castelli, jurisdicción de Santo Tomé, y terminó abruptamente el viaje en la intersección de las calles 8 y 20, del barrio Villa Adelina, en Sauce Viejo.

“Desde que comenzó la pandemia se han incrementado los hechos de inseguridad y, casualmente, esa zona es conflictiva. Nos ha pasado en reiteradas oportunidades, las autoridades policiales tienen conocimiento porque se han hecho las denuncias. No ha habido mejora, y ahora lamentablemente ocurrió esto”, se quejó Escobar.

Miedo

Escobar dijo hoy que mantuvo contactos telefónicos con autoridades del Municipio santotomesino, pidiéndole a las mismas que se comuniquen con la policía para garantizar protección a todos los trabajadores de la remisería, dadas las amenazas que recibieron esta mañana, luego del atraco fatal.

“Hemos sido amenazados a todos los que estemos trabajando en la agencia y cubramos pedidos por esa zona y eso es impredecible. Si tomamos pasaje no sabemos dónde vamos, ¿cómo hacemos para evitar pasar?”, se preguntó preocupado el hombre.

Comentarios Facebook