Santa Fe: tiene 11 años y escapó de su madre que lo torturó y quiso ahorcarlo

Un niño de 11 años debió escapar de su casa y alertar a su abuela de ser gravemente agredido por su madre. Se trata de Eliana Yamila O. de 33 años y madre de 5 chicos que fue imputada luego propinarle golpes en varias partes del cuerpo al mayor de ellos.

Ante el aberrante hecho, la abuela del menor lo trasladó a la comisaría donde se constataron las heridas, se emitió la orden de arresto a quien sería la madre y se decidió la intervención de la Secretaría de la Niñez. El caso fue tomado por el fiscal Ignacio Suasnábar, quien le atribuyó a Eliana Yamila O., la autoría de «lesiones leves dolosas agravadas por el vínculo». En este sentido, la audiencia llevada a cabo en el transcurso del día de ayer, ante la jueza Rosana Carrara estipulo una restricción de acercamiento y la prohibición de contacto de todo tipo con el niño.

Por otro lado, se pudo saber que su defensor, Hector Tallarico, llegó a un acuerdo alternativo para evitar la prisión preventiva de su defendida. Como resultado, la mujer ya se encuentra en libertad.

Actualmente el menor convive con su abuela, quien fue la encargada de realizar la denuncia el pasado domingo 15 de noviembre, luego de que el menor pudiera escapar del encierro en el que lo mantenía su madre. Según las declaraciones de la abuela materna, el niño habría llegado a su casa con claras señales que indican que había sido fuertemente golpeado y, pidiendo auxilio.

Cabe destacar que el menor tiene 4 hermanos más de entre 6 meses y 5 años, quienes quedarán al cuidado de la agresora debido a que se le permitió regresar a su casa.

Sobre el hecho

Gracias a las declaraciones de la víctima, se pudo saber que todo había comenzado el viernes 13. La madre del menor lo agredió físicamente en reiteradas oportunidades, no le permitía salir de la casa y lo sometió a diferentes torturas.

Sobre la declaración realizada en la seccional policial, el niño contó que su mamá intentó golpearlo con una cadera, hizo apoyar sus manos en la hornalla caliente y lo golpeó en las piernas y otras partes de su cuerpo con un cable de luz.

Además, agregó que intentó ahorcarlo y lo amenazó de muerte con un cuchillo. Tres días después de comenzar el calvario, el nene pudo escapar y dirigirse a la casa de su abuela, quien rápidamente lo trasladó al hospital y luego realizaron la denuncia correspondiente.

Respecto al informe médico, el profesional a cargo detalló contusiones en ambos brazos, pierna y cadera derecha y parietal izquierdo, y excoriaciones en la pierna izquierda.

Comentarios Facebook