Estoy en las antípodas de Luis Mino desde todo punto de vista, ideólogico, periodístico, etico, personal…pero le reconozco que (aunque sea oscuro su financiamiento, oscuro su crecimiento empresarial) supo construir su propio medio y que los Vittori & Caputto les chupe un huevo. Explotando lo más bajo del periodismo, pero sabiéndo rodearse de colegas muy respetables, de hecho me descubrió a mi y en eso soy un agradecido, una historia que contare otro día).

Pero la cosa es así, me llega de una fuente el aviso sanitario para el protocolo por un posible caso de corona en el sanatorio Santa Fe, chequeo la info y es así, aprovecho porque conozco las limitaciones de este portal en devolver gentilezas a un colega que me pasa data desde «Aire de Santa Fe» ( por obvias razones no voy a dar el nombre).

El tema es grave, un sanatorio abarrotado de pacientes, frente a la terminal, con muchos trabajadores de salud, el/ella me agradece (tenemos códigos y sabe que no me puede citar como fuente como yo a él/ella tampoco). Lo corrobora y publica cómo urgente en twitter de esa emisora, en menos de 10 segundos desaparece.

Me preocupo, che me habré equivocado? che nos vendieron pescado podrido (fake Ñew de ahora) che lo cagué a mi amigo/a con la data?

Lo/a llamo, «che que pasó? por qué borraste el tuist ? «Mirá Ale, lo vió Luis y me dijo que lo borre, porque el sanatorio tiene pauta en la radio, ¿quién te paga el sueldo? En ese momento no se sabía si era positivo o negativo, la plata por encima de la salud, desde otro lugar. El mismo tipo que inventó un tornado y se burló después diciendo «somos un tornado de audiencia». Mino, Punto.

Comentarios Facebook