Fernández, de UTA, y Hugo Moyano coincidieron, por separado, en cuestionar las consecuencias de la crisis
Todos unidos contra el modelo económico
Roberto Fernández indicó que la situación del país se complica cada día más. Por su lado, el camionero manifestó que lo que hace el Gobierno es “un desastre” y advirtió sobre el crecimiento del descontento popular.
El secretario general de Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, confirmó que los sindicatos del sector se sumarán al paro decretado por la CGT. “Cada vez hay más fábricas cerradas y falta trabajo. La situación cada vez se complica más. No hay dialogo y eso nos lleva a una medida de fuerza”, justificó el dirigente de los colectiveros. En tanto, el titular de Camioneros, Hugo Moyano, advirtió sobre “el desastre” que está provocando el Gobierno y destacó que ninguno de los funcionarios macristas “sabe lo que es que te falte un plato de comida”.

El líder de los colectiveros se mostró confrontativo con el Gobierno con el que hasta no hace mucho mantenía una buena relación. Por caso, cuando la CGT decretó un paro en diciembre pasado durante el debate, bajo una feroz represión, de la reforma previsional, Fernández tuvo una actitud ambivalente porque le quitó el respaldo a la medida de fuerza beneficiando al Gobierno. Sin embargo, la crisis económica lo depositó ahora en la vereda de enfrente. De todas formas, siempre dialoguista el colectivero dijo que luego del paro debería llamarse “a una mesa de concertación con todos los políticos y la Iglesia. No se puede continuar de esta manera, con esta injusticia”, señaló. Es más, sostuvo que el Gobierno “genera cada vez más deuda que se la pagará con el sacrificio del pueblo”. Por otra parte, reafirmó que con la medida de fuerza “no queremos destruir a ningún gobierno, queremos que se siga respetando la democracia pero hay que buscar el dialogo”

Comentarios Facebook