Le dieron prisión domiciliaria el hijo de una exjueza que tiró a su novia de un octavo piso en el centro de Paraná y la mató

El hijo de una exjueza que fue detenido por el femicidio de su novia, Julieta Riera, quien fue golpeada y arrojada desde el octavo piso de un edificio en la zona céntrica de la ciudad de Paraná el 30 de abril pasado, fue beneficiado por la Justicia entrerriana.
   

El hijo de una exjueza que fue detenido por el femicidio de su novia, Julieta Riera, quien fue golpeada y arrojada desde el octavo piso de un edificio en la zona céntrica de la ciudad de Paraná el 30 de abril pasado, fue beneficiado por la Justicia entrerriana que le otorgó la prisión domiciliaria con una caución de 500 mil pesos.

La decisión fue adoptada el miércoles pasado por la vocal de Juicios y Apelaciones 1 de Paraná, Carolina Castagno, quien le concedió el arresto domiciliario a Jorge Julián Christe (31) por el plazo de 60 días con el monitoreo electrónico, el cual deberá cumplir en su departamento del sexto piso del mismo edificio donde se cometió el femicidio, bajo la custodia de su madre, la exjueza en lo Civil y Comercial Ana María Stagnaro.

En la audiencia que duró más de cuatro horas participaron de manera presencial el fiscal Ignacio Aramberry y los abogados defensores Franco Azziani Cánepa y Ladislao Uzín Olleros; mientras que la abogada querellante Corina Beisel y el imputado participaron mediante videoconferencia.

Christe está imputado por el delito de «homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y violencia de género», que prevé la pena de prisión perpetua, y se encuentra detenido en la Unidad Penal 1 de Paraná hasta tanto cumpla con los requisitos ordenados por la jueza.

Durante la audiencia, la defensa de Christe había solicitado que se dicte la excarcelación del imputado o, en su defecto, se morigere con prisión domiciliaria, ya que no existía el riesgo de fuga ni la posibilidad de entorpecimiento de la investigación.

En tanto, el fiscal Aramberry y la abogada Beisel rechazaron la apelación y confirmaron que es «razonable» la decisión de extender la prisión en la cárcel.

A su turno, la jueza Castagno detalló que «ni la fiscalía ni la querella acompañaron nuevos elementos de juicio sino que reiteran lo puesto» anteriormente, ni tampoco «informaron si testigos o peritos recibieron intimidación o injerencia del imputado o allegados del mismo».

«Le doy la razón a la defensa de que no puede entorpecer las pruebas que faltan, restando informes psiquiátricos y pericias sobre el recorrido del cuerpo», entre otras pruebas, agregó.

Sin embargo, respecto al riesgo de fuga, Castagno sostuvo que persiste debido a que «no es descabellado presumir que pueda fugarse por la expectativa de pena» y tuvo en cuenta «los lazos con su madre, la calidad de vida al contar con recursos económicos, no tener un ingreso laboral fijo y la residencia de su hermana en Paraguay».

Por esta situación, la jueza hizo lugar al planteo de la defensa y le otorgó la prisión domiciliaria por 60 días con dispositivo electrónico en el sexto piso del edificio ubicado en calle San Martín 918 de Paraná bajo custodia de su madre.

También determinó una caución de 500 mil pesos, la entrega de su pasaporte y la prohibición de contacto de cualquier forma con los testigos y peritos.

En ese sentido, ordenó efectuar «comunicaciones a las distintas reparticiones policiales del país, de migraciones y en los pasos fronterizos ya que pesa la absoluta prohibición de la salida del país» sobre el imputado.

El femicidio de Riera ocurrió el pasado 30 de abril cuando cayó del balcón del departamento 5, del octavo piso del edificio de la calle San Martín 918.

El fiscal Aramberry explicó a Télam que, de acuerdo a los datos obtenidos en la investigación, el episodio ocurrió entre las 2.20 y 2.50 de ese día, y que Christe «agredió físicamente» a la joven y «le comprimió manualmente el cuello hasta dejarla en estado de inconsciencia», tras lo cual «la arrojó con vida desde el balcón».

La joven, que estudiaba para terminar el secundario, presentaba más de 31 lesiones, hematomas, hemorragias y excoriaciones en el rostro, cuello, brazos y piernas, según se desprende del informe forense.

Además, parte de las lesiones, principalmente en la zona del cuello, fueron «anteriores» a la caída.

La pareja convivía desde hacía un año y medio y, según se determinó en la causa, «más de 10 personas» entre familiares y amigos de la chica «sabían que la relación que mantenían estaba caracterizada por la violencia de género», añadió el representante del Ministerio Público.

Repudio

Asambleas, organizaciones y diferentes espacios de Entre Ríos rechazaron hoy la decisión de la Justicia de esa provincia por beneficiar con prisión domiciliaria al hijo de una exjueza que estaba detenido por el femicidio de su novia, Julieta Riera, golpeada y arrojada desde el octavo piso de un edificio en la zona céntrica de la ciudad de Paraná el 30 de abril pasado.

Para la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de Paraná, el Poder Judicial «sin perspectiva de género» tomó la decisión «amparado en el poder de ese sistema y en los privilegios de clase» del detenido.

La decisión fue adoptada hoy por la vocal de Juicios y Apelaciones 1 de Paraná, Carolina Castagno, quien le concedió el arresto domiciliario a Jorge Julián Christe (31) por el plazo de 60 días con el monitoreo electrónico.

Christe deberá cumplir el arresto en su departamento del sexto piso del mismo edificio donde se cometió el femicidio, bajo la custodia de su madre, la exjueza en lo Civil y Comercial Ana María Stagnaro.

Comentarios Facebook