Son sólo un ejemplo de los muchos que hay. Por qué podemos y hablamos de los cómplices de este «modelo» en los medios de Buenos Aires y callamos a los de acá ? Miren cada uno tiene derecho a una línea editorial pero no sean caraduras de presentarse como «Independientes». Fueron siempre funcionales al poder de turno. Hicieron Macrismo explicito y persiguieron colegas con otra idea. Viven hablando y denostando al periodismo «militante» y ellos lo son, y sino creen en sus convicciones, entonces mercenarios, millonarios ellos en un medio de periodistas desempleados, desocupados, precarizados o ganando una medida de 20 mil pesos.

Todo tipo de protesta de los periodistas por mejoras salariales o contra persecusión JAMAS LOS CONTO es más mientras los periodistas estaban en las puertas de los medios ellos adentro TRABAJANDO.

Y lo que es peor, son alcahuetes y perseguidores de colegas con ideas diferentes, y vulneran el derecho a la información ocultando NOTICIAS.

Comentarios Facebook