Lifschitz mudó casi todo su gabinete a Diputados y su bloque suma más de sesenta ex funcionarios


Miguel Lifschitz sigue pensando como gobernador. En el que fue o en el que planea volver a ser en 2023. Tal vez por eso mudó un gabinete completo a su lugar de trabajo actual, la Cámara de Diputados. En total su bloque incluye a sesenta y cinco ex funcionarios de las primeras líneas de su elenco de gobierno, en calidad de asesores y entre otros colaboradores. Y pidió el pase de noventa empleados del Poder Ejecutivo a la Legislatura bajo la figura de adscripciones.

Cuatro de sus ex ministros y una ex secretaria de Estado lo acompañan como diputados. Son los que incluyó de puño y letra en la lista que encabezó cuando desistió de la reforma de la Constitución, y con ello, de la posibilidad de su reelección: Pablo Farías (Gobierno), Claudia Balagué (Educación), Maximiliano Pullaro (Seguridad), José Garibay (Infraestructura) y Erica Hynes (Ciencia y Tecnología). Casi todos los demás se mudaron de trabajo a la Cámara Baja como asesores, con lo que podría afirmarse que Lifschitz podría formar un gobierno en paralelo, o que por lo menos debe ser el dirigente político mejor asesorado de la provincia.

En el equipo de asesores del bloque del Frente Progresista figuran otros seis ex ministros, una  ex secretaria de Estado, 17 ex secretarios ministeriales, 14 ex subsecretarios y 21 ex directores. También se sumó al equipo desde marzo Rubén Galassi, ex diputado provincial y ex ministro de Gobierno y mano derecha de Antonio Bonfatti.


Difícil de saber


Los ex ministros que hoy son diputados asumieron sus bancas con la jura de rigor. En el caso de los asesores hubo menos ceremonia. Si bien en la mayoría de los casos la relación de trabajo se formalizó como corresponde a este tipo de designaciones, no existe en la página web de la Cámara un espacio donde se pueda saber quiénes son los asesores de cada diputado.

Por eso las primeras confirmaciones se pudieron deducir de ver a los ex funcionarios en el ejercicio de sus nuevas funciones en el edificio de la Legislatura. De todos modos, conocer ese dato se dificultó porque no todos trabajan al mismo tiempo, ni los mismos días, y también porque las tareas que realizan a veces no implican compromisos de asistencia ni tanta carga horaria. Y la pandemia postergó las tareas presenciales.

El único lugar donde se puede chequear si aparecen los nombres de los asesores que fueron designados es en la web del Gobierno de la Provincia, en el apartado “Planta de personal”. Ahí hay un vínculo que refiere a la transparencia pública y que sí permite, siempre y cuando se conozcan los nombres, confirmar que nombrados y en qué lugar. Pero no existe el listado de asesores. Y tampoco figuran ahí los que cumplen tareas ad honorem o rentadas de otra manera.



Equipo completo


Al ex ministro de Economía Gonzalo Saglione le tocó aparecer rápido, cuando el tema números se planteó desde el primer día en la discusión con el gobierno entrante. La tarea le resultó aliviada porque también se sumó al equipo de asesores su ex secretario de Hacienda, Pablo Gorban. Y el ex secretario de Finanzas, Pablo Olivares, que en su caso también aparece contratado por la Legislatura pero como coordinador general en el Senado.

Los ex ministros de Lifschitz de afiliación radical electos diputados, por su parte, se inclinaron por contratar a sus otrora pares correligionarios del gabinete. El ex ministro de Trabajo Julio Genesini cumple funciones ahora como asesor del diputado Fabián “Palo” Oliver, y el ex de Medio Ambiente, Jacinto “Cacho” Speranza, fue convocado por Maximiliano Pullaro. El otro ex ministro radical, Pedro Morini (Obras Públicas), no figura en principio como asesor.

El ex titular de la cartera de Justicia, Ricardo Silberstein, apareció interesado en el proyecto de reforma del Código Procesal Penal, y se presentó en algunos ámbitos de discusión en nombre del bloque socialista. Si eso es una asesoría o se trata de una gestión de buenos oficios, es algo que no quedó del todo claro. Tampoco aparece en el listado de designaciones.

La ex ministra de Producción, Alicia Ciciliani, no fue vista este tiempo en la Legislatura pero fue ella misma quien se encargó de comunicar sus nuevas funciones en su cuenta de Twitter, donde se presenta como asesora del bloque socialista de diputados provinciales y así figura en la consulta que puede hacerse en la página web. Sus tareas las cumpliría en la delegación Rosario de la Cámara. También revistan como asesores la ex ministra de Salud, Andrea Uboldi (en la comisión del área en Diputados), y el ex ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez.

La ausencia más notoria en la Legislatura, de todo el anterior elenco de gobierno, es la de la ex ministra de Cultura, María de los Angeles “Chiqui” González, a quien cuentan que Lifschitz la despidió con afecto y ningún ofrecimiento.

También figuran como asesores la ex secretaria de Energía, Verónica Geese; el ex Fiscal de Estado, Pablo Saccone, y el ex asesor de Gabinete e histórico dirigente Juan Carlos Zabalza.



Segundos, adentro


También hay nombramientos de asesores para varios que se desempeñaron en lo que podrían llamarse las segundas líneas del ex gabinete provincial. Así aparecen en el bloque el ex titular de Vialidad provincial, Pablo Seghezzo, y el ex director de Municipios y Comunas, Juan Carlos Torres. También está el enroque de los “Leone”. El ex secretario provincial de Hábitat, Diego Leone, ahora es secretario de Ambiente y Espacio Público en la Municipalidad de Rosario, mientras que el ex secretario de Gobierno durante la gestión de Mónica Fein, Gustavo Leone, figura como asesor de la presidencia de la Cámara de Diputados que preside Lifschitz.

El equipo de prensa también se mudó casi completo de la Casa Gris a la Legislatura junto con su jefe Horacio Ríos, que dejó la Secretaría de Comunicación Social de la Provincia para desempeñarse ahora como asesor y gestor de medios de Lifschitz. También sumó como asesor al ex director de Medios de la Municipalidad de Rosario, Martín Boix.

Entre los asesores se destacan algunos nombres: el ex secretario de Juventudes, Pablo Lamberto (hijo del actual Defensor del Pueblo); el ex secretario Legal de Economía, Pablo Rangel; el ex secretario Legal y Técnico de Gobierno del 2008 al 2015, Diego Echen, quien ya venía siendo asesor con Bonfatti; el ex subsecretario de Asuntos Legislativos, Fabián Peralta, hermano de la diputada provincial Mónica Peralta, del GEN, y Gabriela Sosa, ex subsecretaria de Políticas de Género, de la agrupación Libres del Sur.

También aparecen el ex secretario privado del ex gobernador, Facundo De Michele; el ex secretario de Gestión Pública del Ministerio de Gobierno, Matías Figueroa Escauriza (yerno de la diputada Clara García), y uno de los hijos del ex gobernador, Federico Lifschitz.

Entre las designaciones como asesores de ex funcionarios del ministerio de Seguridad se menciona al ex secretario de Control de Fuerzas de Seguridad, David René Reniero. Es uno de los dos denunciados por el actual ministro Marcelo Sain por haber dado la orden para que se paguen con fondos reservados los honorarios de los abogados que actuaron en la defensa de cinco policías, investigados por encubrir la desaparición forzada y homicidio de Franco Casco.

No está claro si las designaciones fueron de libre elección de cada diputado o se resolvieron en su mayoría con la intervención del presidente de la Cámara. Por lo bajo en la Legislatura cuentan que el ex gobernador les avisó de entrada a quienes llevó en su lista de diputados: “Ustedes, sólo el sueldo”. Traducido significa que los asesores no serían elegidos por ellos. También desde el primer día supieron que una parte del sueldo iba a ser destinado a sostener la actividad partidaria o del sector interno en el nuevo emprendimiento de Lifschitz en Rosario: “La Usina Social”.


Comentarios Facebook