Todos en la cúpula del Servicio penitenciario está asustada, sabe qué a partir de los «desaguisados» (por así llamarlo suavemente) de «Pitucho» Acuña, ellos caigan también. «Sí acá se ponen a investigar en serio no queda ningún muñeco libre(Sic)»

El miembro de la cúpula que charla conmigo me agrega: «Este obsesionado sexual es tan desprolijo que nos empuja a todos al borde del abismo».

«Es un sexópata acosador, algunos (por otros y no le creo) lo carpetearon por el tema de la menor, lo sumaron a recaudar, así manteníamos el equipo de Cocochioni, pero el boludo le tira la….» (cuchufleta diría mi abuela), «Aparte nosotros tenemos un código cómo jefes, no meternos con las mujeres de los presos ni con las mujeres de la «milicada» y este pelotudo lo hace».

Hoy Acuña protagonizó un escándalo, llegó a la Unidad 2 Las Flores y debieron abrirle el «galpón» ante los gritos de los presos. Llegó y los propios jefes y delegados de pabellones qué el manejo a cambio de privilegios le tuvieron qué decir: «Andate o queres que tengamos un motín»

Comentarios Facebook