El 70% de los jubilados cobra la mínima. Muy por debajo casi un tercio de la canasta básica de alimentos. Con la reforma previsional les aseguraron que iban a ganar más que la inflación, lo cierto es que para este año recibirán 19% de aumento frente a una inflación e puede llegar al 35%.

Todo es más caro para los abuelos, la salud, los medicamentos, la comida, la movilidad, muchos de ellos pese a su pobreza se tienen que hacer cargo de sus nietos, necesitan más calefacción o refrigeración depende la estación, y este año con aumentos que llegaron al 83% en alimentos, casi 150% en medicamentos, van a recibir 600 pesos más. Para llegar a los casi 9 mil por mes (redondeando para arriba).

600 mangos, y se atreven a decir que el mayor «gasto publico» son ellos, los viejitos, algunos viviendo «solitos» e inseguros. Una cifra, una VERGUENZA. Y esto lo define todo.

Comentarios Facebook