Este sábado, alrededor de las 21:00, un joven se encontraba comprando en un comercio de calle 25 entre 4 y 6 de Santo Tomé cuando su hermano se acercó y le disparó. 

Según pudo saber la Policía, la víctima, de 20 años, tenía rastros de sangre en la cabeza y en uno de sus pies. Sin embargo, se retiró del lugar en bicicleta y no quiso ser asistido por los servicios de emergencia. 

Horas después, uniformados se hicieron presentes en la casa del hermano, de 27 años. En el lugar no se encontró el arma de fuego en cuestión, pero igualmente fue aprehendido por amenaza calificada.

¿A su propio hijo?

Por otra parte, anoche cerca de las 22:00 un joven resultó herido en una pierna en J.M. Zuviría al 1200, en la capital provincial. 

En la vivienda se encontraban un padre de 48 años y su hijo de 18. Según atestiguaron los vecinos, se escuchó una fuerte discusión entre ambos. 

Tras ello, el joven debió ser trasladado al hospital José María Cullen, donde aseguró que se había disparado solo. No obstante, la Policía secuestró en la casa un arma Bersa 9 milímetros que será analizada para determinar al autor del balazo.

Comentarios Facebook